lunes, 27 de marzo de 2017

La FOTO-VISUAL del Martes: Como gastamos nuestros días, es como gastamos nuestras vidas

"How we spend our days is, of course, how we spend OUR LIFES"
(Como gastamos nuestros días, es como gastamos nuestras vidas)

¿En qué gastamos nuestra vida? ¿Quién lo decide?
La meditación o simplemente pararse a pensar en las actividades que realizas cada día te permite analizar cómo  GASTAS tu vida, porque se gasta y agota, sin ser conscientes de ello.
En ocasiones vivimos vidas que no son las nuestras, aspiramos ideales ajenos o soñamos los sueños de otros.
Nuestras aspiraciones se confunden con la de terceros, anhelamos muchas cosas que en el fondo no deseamos, luchamos por conseguir proyectos que después de conseguirlas nos son indiferentes o ya no queremos.
Antes esta manera de vivir la vida ¿podemos ganar en consciencia y pasar a dirigirla? 
Mi respuesta es sí:  descubriendo quién eres, qué haces y qué sientes.

Saber quién eres y qué quieres hacer con tu tiempo te acerca a lo que ERES y a lo que QUIERES. Después toca trabajar con constancia, movimiento, esfuerzo, creyendo en uno mismo...
Tener consciencia de lo que somos y hacemos nos ayuda a ser más sensibles, menos soberbios y egoístas, dejándonos de mirar al ombligo para mirar al exterior y poder apreciar lo ordinario con mucho respeto.
GASTAR la VIDA haciendo cosas que no le dan VALOR es como NO VIVIR.


by @marato2011

jueves, 23 de marzo de 2017

Post del viernes: No tener la obligación de pensar HOY como lo hacíamos ayer

Esta semana he estado pensando mucho inspirada por esta frase:

"No tener la obligación de pensar HOY como lo hacíamos ayer"

Parece que en ocasiones nos cuesta aceptar que las cosas cambian y que nosotros también lo hacemos. Lo medito y me parece ridículo pensar que vivimos aferrados a lo que siempre hemos dicho, pensado o hecho. No entiendo que alguien justifique una actuación que puede llegar a ser errónea con un: "Es que siempre se ha hecho así".  Cuando la escucho, debo confesar que me molesta porque no la acabo de entender, porque pensar así limita, tensa, contrae. También me incomoda cuando alguien me cuestiona por qué pienso o actúo diferente a como lo hacía anteriormente en tono inquisitivo. La vida es movimiento y cambio continuo, sin lucha o oposición, ¿por qué negarnos a ello?

Siento, con libertad y serenidad, y puedo afirmar que pienso diferente a como lo hacía unos meses, a como lo hacía hace una semana o simplemente como lo hacía ayer. Y me gusta mucho, porque el cambio es evolución. Desde hace meses vivo mucho más conectada a la naturaleza. Vivir en un país como New Zelanda ayuda mucho, no puedo negarlo. Mi vida diaria y mis cambios están unidos a cómo cambia lo que hay a mi alrededor. Puedo observar como aparecen nuevas plantas y flores que jamás había visto, lo hacen lentamente y después de un tiempo mueren para dejar paso a otras especies. El cambio siempre se hace en silencio, con respeto pero sin miedo. Lo mismo pasa con los animales. Salgo diariamente a correr por la montaña y corro acompañada por pájaros que no sé como se llaman pero sí como vuelan, ovejas que parecen que sonríen, cabras saltarinas, o conejos escurredizos...y cada uno sigue su ruta y camino, yo también el mío. Ninguno de ellos son como lo eran ayer, tampoco yo.

Para mi RENOVARSE es:

- Salir de allí donde estés sin miedo al que dirán, o lo más importante, sin miedo a lo que tú piensas.
- Dejar de controlar todo y en todo momento.
- Poder pensar diferente sobre un tema y no avergonzarse por ello.
- Reírse de algo que se había convertido en un hábito y ahora ha dejado de serlo.
- Probar todo lo nuevo que está a nuestro alrededor y después opinar si te gusta o no.
- Pensar en hoy, sin que haya un mañana ni un pasado que nos ahogue.
- Vivir sin apretar, aprender a soltar, a no retener, a desprenderse...la confianza es algo que debe ejercitarse.
- Abandonar el NADA y el TODO.
- Limpiar la mirada para descubrir el verdadero color de las cosas.
- Constatar que nada permanece estable, nada es duradero, ni nosotros mismos y alegrarse por ello.
- Aceptar que la mutualidad es una gran noticia.

Por todo ello intento aprender a dejar de condenarme por quien fui en el pasado por la sencilla razón de que a quien ahora juzgo y repruebo ya no existe porque soy otra persona, desde hace unos días, unos horas o tan sólo unos minutos. Por eso me aferro a pensar que:

"El verdadero progreso consiste en renovarse"
A. Vinet

Cada día, cada hora, cada minuto, en cada instante...

Buen fin de semana Renovador para tod@s!

lunes, 20 de marzo de 2017

La FOTO del Martes: Sentirse pequeño para llenarse de grandeza

Sentirse pequeño, desprotegido, sin saber cómo dar el siguiente paso.
Pensar que todo es grande, que la situación te supera.
Creer que eres débil, que no eres capaz se estar a la altura de las circunstancias.
Y al fin descubrir que te estás comparando, que has dejado de mirar hacia dentro poniendo toda tu fuerza y energía en el exterior, en los demás, alejándote de quien eres realmente.
Entonces llega ese momento donde vuelves a comprender que simplemente debes ser tú, nada más, simplemente eso...
Llegar hasta aquí y sentirte feliz por ello.

Little Elephant

jueves, 16 de marzo de 2017

Post del Viernes: ¿Somos los "Likes" que ponemos y los posts que compartimos?

Desde hace algún tiempo me tiene muy intrigada el pensar si es posible describir y conocer a una persona por los Likes 👌 o Dislikes que pone en diferentes plataformas (Facebook, Instagram...) o por las noticias o fotografías que comparte en su muro o perfil...y he  llegado a una conclusión: creo que sí.

Durante algún tiempo he estado observando muchos perfiles y mientras lo hacía  iba escribiendo en mi cuaderno de notas diferentes categorías que podrían caracterizar a las personas "observadas" según el uso que realizan de las redes sociales. A cada escala le he asignado un título  para facilitar el entendimiento:

A. Pon siempre un LIKE en tu vida: son aquellas personas que ponen Likes a todo (poquísimos o nulos dislikes), les guste o no les guste, detrás no esconde ninguna reflexión, es sólo un impulso. El hecho de participar siempre les provoca tranquilidad y placer. Tienden a compartir en su muro todo aquello que ven (y no digo leen) en los muros de sus amigos o conocidos sin perder tiempo en descifrar qué  está compartiendo realmente. Pregunta: ¿colegas o  falta de criterio?

B. Anclados en el pasado: son aquel tipo de personas que les gusta compartir fotos antiguas, historias que ya sucedieron hace algunos años acompañándolo con comentarios como: "qué bien nos lo pasábamos" o "aquello si que era vida" con la creencia de que "todo lo vivido siempre fue mejor". Suelen poner pocos Likes o Dislikes en publicaciones de terceros . Pregunta: ¿Les da miedo el presente o futuro o tienden a distorsionar la realidad?

C. Causas que pesan: personas que utilizan el emoji del lloro y prefieren compartir en su muro mayoritariamente noticias que nos recuerdan "lo mal que estamos y lo hacemos": asesinatos, robos, violaciones, historias relacionadas con luchas pasadas hace años, guerras, violaciones de derechos... Pregunta: ¿Realistas o extremadamente pesimistas? ¿Denuncia o disfrute?

D. Astros del deporte o pseudo-profesionales: les gusta compartir qué desayunan antes de su entrenamiento o carrera, cuántos km han corrido, nadado o acumulado con su última ultra-sónonica bicicleta especificando cuántos de ellos han sido agónicos y describiendo lo mal que lo han pasado (con pocas ganas de compartir los buenos momentos porque parece que valen menos), cuántas calorías exactas han consumido, los dolores musculares que acarrean pero que no les hace saltarse un entreno. Suelen comentar las sesiones de entrenamiento de los demás utilizando expresiones como: "Máquina" "Fuera de serie" o "Crack" ...Pregunta:¿Apasionados o obsesivos egocentristas?

E.  Yo no comparto, observo: los imagino con gabardina y escondidos detrás de una esquina con su portátil o teléfono en mano. Correspondería al grupo de personas que se abren una cuenta en diferentes redes sociales pero que no comparten nunca nada aunque pasen muchas horas utilizándolas observando lo que cuelgan o comparten los demás, adquiriendo información que quizás podrán utilizar en un futuro próximo. Son los que cuando se les preguntan si tienen Facebook o cuenta en Twitter explican que ellos no las tienen porque son una gran pérdida de tiempo. Pregunta ¿Observadores silenciosos o cotillas en potencia?

F: Yo siempre estoy perfecto: hombres y mujeres que comparten únicamente aquellas fotografías donde aparecen espléndidos. En sus muros nunca encontrarás un pelo fuera de lugar, ojeras o vestidos con una combinación equivocada de ropa. Tienden a aparecen exultantes de alegría  en lugares de ensueño o pasándolo mejor que los demás. Pregunta: ¿Esclavos de la imagen o percepción equivocada de su propio yo?

G. ¿Obsesionado yo?: personas mono temáticas a las que le gusta compartir y compartir y compartir información sobre un tema específico. Entre estos "mono temas" encontramos: educación, cuidado de los hijos, running,...no se atreven a compartir o comentar otro aspecto que no sea su tema de elección afirmando que lo demás no les importa.

I. El "fogonazos": son aquellas personas que aparecen en la redes sociales de forma intensa durante una temporada escribiendo, compartiendo noticias, reflexiones, subiendo muchas fotos y posteriormente desaparecen sin dejar rastro no sin antes informar a los demás que necesitan "desintoxicarse" de las plataformas utilizadas ya que las consideran dañinas y ladronas de tiempo. Después de un corto pero intenso silencio vuelven a aparece siguiendo el mismo patrón: intensidad en la red y desaparición y "repeat".

En estas categorías podría incorporar otras o hacer versiones "mixtas" entre ellas (por ejemplo Astros del deporte o pseudo-profesionales y ¿Obsesionado yo?) pero me parece que las expuestas pueden describir de forma muy "irónica" (que nadie se sienta ofendido) como nos mostramos ante los demás. Cuando compartimos y opinamos siempre alteramos la realidad. Cada persona es libre para utilizar las redes sociales tiene como más le guste o le apetezca oportuno, faltaría más...pero quizás da para reflexionar...
Yo ya he analizado mis perfiles y muros ...¿Te atreverías a hacerlo tú?

Buen fin de semana de Redes para tod@s!

lunes, 13 de marzo de 2017

La Foto del Martes: ¿Esperar a qué?

Esperamos y esperamos y no dejamos de esperar...
Postergamos creyendo que algo mejor está siempre por llegar...
Pero hay gente que vive diferente...
Hay personas que se atreven a empezar de nuevo pensando que tienen una segunda oportunidad. Rompen, se atreven, empiezan otra vez, se renuevan porque tienen nuevas ideas a las que quieren dar vida, nuevas ilusiones, porque sienten que pueden hacer algo totalmente distinto, porque asumen el riesgo como parte del camino. 
¿Si otros son capaces de hacerlo? ¿No lo seremos nosotros?

Photo by @Chang IM

jueves, 9 de marzo de 2017

Post del Viernes: Tener TIEMPO para decidir si puedo ser FELIZ

Tengo la suerte de convivir con gente que me enseña, me impacta, que me permite afirmar que el ser humano es único y irrepetible. Hoy quiero hablar de dos personas, una pareja de Corea del Sur con la que tengo la suerte de vivir y compartir muchos momentos.  ¿Por qué hablar de ellos? Porque con ellos he podido seguir constatando la importancia de uno de los factores fundamentales en mi vida: el tiempo . Nunca hubiese pensado que podría hacerme amiga de dos personas tan distintas culturalmente a mi, con un pasado absolutamente distinto pero que hemos podido descubrir, con el paso del tiempo, que tenemos más cosas que nos unen que nos diferencian.

En nuestras conversaciones me cuentan su experiencia cuando eran estudiantes, especialmente cuando eran pre-universitarios. Se levantaban a las 4.30h para estudiar y no dejaban de hacerlo hasta las 11 de la noche. Consumían su tiempo en la escuela y alargaban su jornada en academias privadas para poder conseguir excelentes notas que le permitieran acceder a una buscada plaza universitaria. El objetivo se transformaba en ser los mejores, recibiendo la presión de profesores, familiares y especialmente de una sociedad competitiva, dura, que les robó lo que más necesitaban: tiempo para jugar, tiempo para soñar y para elegir. Escuchando su vivencia y conociendo que Corea del Sur es uno de los países que anualmente aparecen en las listas de muchos informes como modelo a seguir por sus fantásticos resultados educativos me permito sugerir que quizás deberíamos hacer un top ten de las cosas que los niños de aquel país dejan de hacer o les toca vivir para estar siempre en los rankings mundiales o Informes PISA. No soy quien para juzgar un sistema educativo en el que no he trabajado y del que también conozco aspectos positivos y  métodos que considero acertados. Únicamente me pregunto: ¿Cómo devolverles el tiempo que les faltó para jugar o poder elegir qué deseaban hacer con sus vidas?

Después de tantos años de estudio y de acabar la universidad accedieron a un buen puesto de trabajo en Seul pero empezaron las inacabables jornadas de trabajo en la oficina y, cuando conseguían salir de ellas , tenían la obligación de seguir pegados al móbil para poder resolver cualquier inconveniente que pudiera surgir en la empresa sin tener de nuevo la oportunidad de poder hacer algo más que trabajar. Me entristece escucharles cuando me cuentan que NUNCA tuvieron tiempo libre, que no tienen hobbies porque nunca se plantearon qué les gustaba hacer porque otros ya elegían por ellos. Me aterra pensar en la cantidad de horas que pasaban dentro de un aula o en de una oficina, recibiendo la presión de sus padres o superiores, muchas veces exhaustos sin tiempo ni fuerzas para pensar si eran felices o deseaban otra tipo de vida. ¿Qué es la felicidad? me preguntan, quizás tener tiempo para ser feliz.

Cuando hablo con ellos no encuentro ninguna queja, sólo algo de tristeza que queda escondida detrás de miradas que se pierden en el vacío y piensan en su pasado. Ahora en Nueva Zelanda se sienten libres, estudian duro pero porque quieren no porque alguien les obliga, empiezan a saber qué hacer y cómo disfrutar de su tiempo, a decidir por ellos mismos, a planificar otro tipo de vida. Me gusta estar con personas como ellos:

-  Por su fortaleza y entereza.
-  Por su sencillez y honestidad.
 - Por su valentía.
-  Por su gran sentido del humor.
-  Por su exquisita educación.
- Por cómo le sonríen a la vida  y valoran cualquier oportunidad para aprender.
-  Por su entusiasmo en pensar que otro tipo de vida es posible, sin mirar con angustia al pasado y sintiendo mucha ilusión por el futuro.
- Porque pretenden ser su mejor versión no los mejores.

Pienso y constato más que nunca la importancia de tener tiempo para saber qué queremos hacer, a qué queremos dedicarnos, qué es lo que nos gusta o disgusta. Tener tiempo para parar, para observar, disfrutar, tiempo para leer, pasear, reír con los amigos...simplemente eso, tiempo. La amistad no entiende de idiomas, culturas o procedencias...agradezco que la vida me de tiempo para poder conocer y convivir con personas que me hacen eso, ser más persona.

Ayer me decían que en su juventud nunca se habían preguntado si eran felices, hoy tienen tiempo  y su respuesta es SÍ. ¿Cuántos de nosotros somos capaces de  hacernos la misma pregunta? ¿Por qué tenemos tanto miedo a la muerte como al vivir? ¿Por qué nos aterra equivocarnos y tener que decidir? Paremos y pensemos cómo podemos vivir sin miedo porque las cosas son eso, simplemente cosas, y la vida sólo es eso, simplemente vida.

Buen fin de semana en compañía para tod@s!

lunes, 6 de marzo de 2017

Foto-Visual del Martes: Las cosas no son lo que a TI te parecen...

Limpia tu mirada...
Las cosas NO son como SOMOS, como creemos que son porque nuestra mirada las transforma, las modifica bajo nuestras necesidades y creencias.
Las cosas simplemente SON como SON, únicamente eso.
Si somos capaces de transformar la forma de mirar las cosas, éstas cambian, todo se modifica y perfecciona...
Una mirada diferente hacia el mundo permite que la vida sea muy distinta porque dejamos de destinar y perder energía en interpretar o juzgar, para pasar a mirar y apreciar.
Si somos capaces de mirar  viviremos la vida de forma más libre y liviana...

CLEAN YOUR LOOK!
 by @marato2011
Visual Thinking Life

jueves, 2 de marzo de 2017

Post del Viernes: ¡Memorizar aprendizajes y meterlos en una maleta! (6 meses en New Zealand)

Hace 6 meses deshice las maletas para instalarme en New Zelanda. Es un país muy desconocido para los que vivimos en la otra parte del mundo. Yo vivo en la isla del sur, un lugar sencillo, exuberante en sus paisajes, a tan sólo un paso de la Antártida y a tres horas de avión de Australia y New Caledonia. El tiempo pasa rápido pero después de seis meses me siguen impresionando los amaneceres y atardeceres llenos de luz, su gente por la forma de interpretar, vivir la vida y sin obsesionarse por el futuro.

En una de las esquinas de mi habitación duermen las dos maletas que utilicé para transportar todo aquello que creía que necesitaría para vivir aquí por un largo periodo de tiempo. En ocasiones las miro porque creo que cuando toque volver a España querré meter en ellas todos los aprendizajes que  por nada del mundo querría olvidar.

Es curioso que aún dedicando casi toda la jornada a estudiar e investigar por ahora el aprendizaje personal supera al académico. Me paso el 90% de mi tiempo estudiando o haciendo actividades relacionadas con diferentes campos científicos. Aprendo sobre educación y sistemas educativos, perfecciono mi dominio de la lengua inglesa, escribo mi tesis doctoral, colaboro para diferentes medios y editoriales lo que me obliga a leer muchísimo...pero aun así, lo que estoy aprendiendo a nivel personal, supera todo lo demás. ¿No debería ser siempre así allí donde vivas?

Si evalúo estos aprendizajes lo hago muy positivamente porque todos me hacen ser mucho mejor de cuando llegué. No todos han sido fáciles o instantáneos, todo lleva su tiempo e impone su dureza. Todos ellos están afectando mi vida diaria, mi relación con las personas, en la manera de analizar qué me sucede y hago, sintiendo que puedo acoger con facilidad otros muchos puntos de vista diferentes al mío y pudiendo abrir la mente a nuevos campos y proyectos. En ocasiones me aterroriza pensar que pueda olvidar alguno de ellos. Para que esto no ocurra, cuando siento que he aprendido algo que toca mi interior, miro la maleta e intento meterlo dentro, metafóricamente hablando, para que no se quede aquí, para que viaje conmigo y sea capaz de exportarlo allí donde viva y sobre todo para que sea capaz de utilizarlo correctamente, en mi beneficio y en el beneficio de los demás.
Queda mucho por aprender, por eso la cremallera de la maleta está siempre abierta unos centímetros...

Mis mejores deseos para este fin de semana desde las Antípodas!