jueves, 27 de octubre de 2016

Post del Viernes: Yo no soy VALIENTE...


Decía Unamuno que no hay que llegar nunca porque llegar es rendirse...
yo interpreto esta frase como que debemos exigirnos estar en continuo movimiento, en camino siempre y para eso necesitamos ser valientes. 

Desde que tomé la decisión de dejar todo lo que tengo en Barcelona y viajar hasta la otra punta del mundo hay personas que me han dicho que soy valiente.
Hoy reflexionaba sobre ello y no me siento para nada así. La valentía es mucho más que hacer unas maletas y cambiar de ciudad o país.

Para mi valiente es aquel que...

- se enfrenta cada día a sus miedos.
- le da igual las críticas de los demás porque él es el más critico consigo mismo.
- aún sintiéndose incomprendido, sigue haciendo lo que realmente siente y quiere.
- está enfermo y no hay un día que piense que se curará.
- se acerca a la gente sin miedo a que descubran cómo es realmente.
- no conoce la zona de confort porque rompe cada día su rutina huyendo de toda comodidad.
- le apasiona cambiar y aprender.
- le mueve una  curiosidad voraz.
- aprende estando y escuchando a los demás e impulsa nuevos proyectos con la energía que recibe en el intercambio.
- cambia sin miedo a ser cambiado.
- no impone sus ideas, las comparte con pasión y vocación.
- es trabajador, incansable, apasionado...
- se adapta a los cambios, no lucha contra ellos.
- sufre adversidades y aprende de ellas.
- cree en el trabajo bien hecho, sin prisas pero sin pausa.
- cambia sus ideas, las retoca, las mejora, sin rendirse, sin quejarse...
- no se obsesiona con sus errores ni tampoco con sus triunfos...

Pues eso, que creo que aún me queda mucho por aprender para poderme considerar una persona VALIENTE, pero sigo el camino marcando yo la dirección...
Buen fin de semana valientes a tod@s!


lunes, 24 de octubre de 2016

jueves, 20 de octubre de 2016

El Post del Viernes: Nunca te rías de un sueño...

Me gusta la gente que tiene sueños. Aquí en Nueva Zelanda tengo la suerte de rodearme de muchos de ellos. Estos sueños me tocan, me emocionan, me cuestionan, me estimulan y hasta siento cierta envidia de ellos. Me encanta que me los cuenten, entender su origen, acariciar los sentimientos que hay detrás.
Cada día un café o un break entre clase y clase me permiten escuchar  historias repletas de grandes sueños. Les digo "grandes" porque son personales, únicos e intransferibles.
Hoy os cuento el de una compañera de clase. Su nombre es lo único que no importa en esta historia. Hace unos meses llegó como cada día a su puesto de trabajo y su empresa había quebrado, se había quedado sin trabajo. Volvió a casa sin saber qué hacer a partir de ese momento. Su país, Brasil, está pasando por uno de los peores momentos de su historia: no hay trabajo, la delincuencia arrasa las calles y la inseguridad hace que la gente viva con miedo.  
Se permitió llorar durante dos días  en casa, sólo dos, ninguno más y en vez de tirar la toalla decidió que había llegado el momento de luchar por su gran pasión: convertirse en cantante de ópera. Miró y remiró lugares donde estudiar música clásica y poder trabajar a la vez y apareció en su buscador el nombre de Nueva Zelanda. En contra de toda su familia, hizo las maletas y llegó a Queenstown sin conocer a nadie. Lo primero que hizo, con sus pocos ahorros, fue apuntarse a clases de  inglés. Estudia música de forma autodidacta y trabaja limpiando la escuela de Primaria de la ciudad. Poco tiempo después descubrió que las pruebas para acceder a la carrera de música son muy duras pero que lo es mucho más pagar la matrícula. Un año de universidad le costaría 25.000 dólares (la universidad en New Zelanda es mucho más cara para la gente extranjera que para la gente del país). Sabe que con el sueldo que cobra limpiando las aulas no podrá matricularse el próximo año, quizás deberá esperar varios años, pero no piensa tirar la toalla. Sigue estudiando y trabajando  muchas horas al día porque siente que si no lo hiciese su sueño estaría más lejos de lo que lo está ahora.
Al llegar a casa después de un larguísimo día lecciones y trabajo saca las partituras, las relee, las estudia, canta, escucha a grandes tenores y lee biografías de grandes cantantes que consiguieron llegar a lo más alto del panorama artístico gracias a su trabajo y creyendo que podrían hacerlo. Todos ellos lo consiguieron  porque tenían un sueño, un gran sueño, como lo tiene ella, como los tengo yo, como espero que lo tengan todos los que lean este post. 
Al acabar su relato me dijo: el primer paso es creer que se puede conseguir...yo sólo asentí, estando totalmente de acuerdo con ella...Que nunca se nos acaben los sueños porque sino estaremos muertos.

Buen fin de semana repleto de sueños para tod@s!

lunes, 17 de octubre de 2016

jueves, 13 de octubre de 2016

Post del Viernes: Cuando TODO FLUYE: sentirse ALINEADO

Estos días mientras corría pensaba qué cosas me permiten sentirme en equilibrio, sentir que mi mente, mi cuerpo y mis sentimientos están alineados. Creo que pensar en ello no siempre es fácil pero hacer un listado de los "beneficios" que te aporta sentirse así te anima a querer conseguirlo, a intentarlo con serenidad pero con perseverancia. 

¿A qué denomino sentirse alineada? Para mi es un estado de ánimo emocional positivo que permite sentir muy dentro de uno mismo que todo está en linea, en una misma dirección.

¿Qué me permite estar así? Elegir y focalizarme hacia lo que deseo, no juzgar, rodearme de todo aquello que me beneficia, dejar de ver lo que no me aporta nada.

¿Qué siento cuando lo consigo? ÚNICAMENTE BENEFICIOS, entre ellos:

- Producir más y mejores ideas con un alto grado de creatividad
-  Tener más curiosidad e interés
- Sentirme más flexible
- Acceder a mi memoria para recuperar lo que ya sé, valorándolo y potenciándolo
- Vivir las cosas con más intensidad
- Sentir menos variabilidad emocional
- Sentirme...
- Libre
- Más abierta a nuevas experiencias
- Más segura y con una auto-confianza más sólida
- Más entusiasta y perseverante
- Más tolerante ante la incertidumbre
- Más emocionada

Quizás remar en esta dirección es una buena opción para sentirse más alienadamente feliz...
"Casi todas las personas que son felices, lo son como deciden serlo"
Abraham Lincoln
Buen fin de semana "alineado" para tod@s!

lunes, 10 de octubre de 2016

La FOTO del Martes: ¿Normal o corriente?

¿Es lo mismo una cosa normal que corriente? Una cosa corriente es aquello que sucede habitualmente pero ¿por ello debe considerarse normal? ¿Es normal lo que sucede corrientemente? ¿Lo que para mi es normal es aceptado por los demás como corriente? ¿Esforzarse para conseguir que lo que para ti es normal para el otro también lo sea es obligar, condicionar y obligar a tener la misma percepción de las cosas? ¿dónde deja de ser una sugerencia para pasar a ser una condición?
Bendita normalidad y gente corriente,...

The Red Boy, 
India, 
Steve McCurry

jueves, 6 de octubre de 2016

Post del Viernes: ¡El Top Ten de New Zealand!


Este fin de semana celebro mi primer mes en New Zealand. He decidido dedicar este post para celebrar este primer-mes-aniversario para enumerar las 10 cosas, "el Top Ten", de las cosas que más me han impactado positivamente de este país. 

Allí voy: ¡El TOP 10!
1. Los horarios: La gente suele desayunar entre las 6.00 y las 7.00am , comer entre las 12.00 y las 13.00pm  y cenar entre las 18.00 y las 19.00pm. Las clases en el colegio acaban a las 15.00h y casi todos los trabajos a las 17.00 o como mucho a las 18.00h. Esta organización facilita que hijos y padres tengan tiempo para pasar las tardes juntos y disfrutar de otras actividades sin estar obligados a esperar al fin de semana o a las vacaciones.

2. El respeto y convivencia entre diferentes culturas: los "kiwis" (las personas que viven en New Zealand son denominados así) son acogedores y fáciles de tratar. La convivencia entre ellos y la gente que llega de fuera (koreanos, japonenses, tailandeses, Indonesios, brasileños, etc) es fácil y el intercambio se ve como una riqueza y no como una dificultad.

3. Seguridad: Las casas no se cierran con llave y si el cartero necesita dejar un paquete en tu casa o el fontanero arreglar un grifo, abre la puerta, entra y hace su trabajo. Nadie coge lo que no es suyo y se si encuentra algo (ej, un móbil) pone un anuncio en el facebook para encontrar el propietario.

4. Easy-going: Los "kiwis"  son muy hospitalarios y les gusta muy poco enfadarse y criticar. Cuando tienen un problema con alguna persona tienden a hablar del tema cara a cara. Sus palabras preferidas son: Hola, por favor, gracias y lo siento (dicen que si llegas a New Zealand y las utilizas nunca tendrás ningún problema).

5.Respeto por el Medio Ambiente: Numerosas campañas publicitarias informan que mantener las cosas limpias es cosa de todos. Una vez a la semana se sacan las basuras y un camión pasa a recogerlas (no hay contenedores por las calles para dejar basura). La gente tiende a llevarse la basura que genera por la calle a casa.

6. Tranquilidad y paz: la tranquilidad reina en el ambiente. La gente sonríe mucho (creo que yo también lo hago más) , saluda a sus vecinos, potencia las actividades comunitarias. Los gritos o otros ruidos que puedan molestar a terceros son evitados.

7. Un buen lugar para ser "diferente": es igual que camines descalzo, lleves cresta o tengas tatuajes, todo está aceptado y nadie se gira para mirar y criticar al otro.

8. Amor por la montaña y el deporte: les apasiona caminar por la montaña y hacer todo tipo de deportes outdoor. El deporte rey es el rugby, el netball y el críquet. También se practica el tenis, el golf, el ciclismo, triatlon, ski...Además New Zealand es la cuna de los deportes extremos y de aventura: escalada, kayaking, rafting (hay que hacer un esfuerzo para no escaparse de case y pasarse todo el día por ahí fuera...El gobierno destina muchos dólares a que en la  escuela se potencie el deporte entre los niños y los jóvenes. Muchos padres hacen de entrenadores para pasar más tiempo con sus hijos.

9. Comida y horarios digestivos: aunque el país está dividido en dos islas, el consumo de carne es mucho mayor que el del pescado (el cual tiene un precio prohibitivo).
El desayuno es similar al nuestro y a las 12am se come algo ligero (sandwiches, ensaladas, sushi) y la cena se convierte en la comida principal (hacia las 6 de la tarde). En ella se come carne, vegetales y patatas.

10.NO sentirse un extraño a 20.00km. Los kiwis, como buenos anfitriones, se esfuerzan para que el que llega de fuera se sienta bien, como en casa: te invitan a barbacoas, tus vecinos te saludan, te preguntan si necesitas alguna cosa...

Quizás podríamos "exportar" algunas de estas cosas a casa...se me ocurre más de una...
Buen fin de semana Neo Zelandés a tod@s!

lunes, 3 de octubre de 2016

La FOTO del Martes: La fórmula del Éxito

Esta misma semana leía una frase atribuida a Einstein que decía:

Si "A" es el éxito en la vida, la fórmula del éxito debería ser A=X +Y+Z.
La "X" es el trabajo, la "Y" es el juego y la "Z" es mantener la boca cerrada.

Cada cual que la aplique como quiera y pueda...