jueves, 29 de diciembre de 2016

Post del Viernes: Cuando NO le pides nada al 2017...

Hace pocos días Facebook me recordaba el post que escribí pocos días antes de que acabase el 2015, ahora hace un año. En él le pedía al año que empezaba sólo dos cosas: Salud y Tiempo.
Sigo pensando y, me alegro de hacerlo, que siguen siendo mis dos grandes deseos y los volvería a pedir una y otra vez.
Pero este año los deseos quedan en segundo plano porque siento que no le puedo pedir nada al año 2017 porque todo llegará si estoy en camino, en movimiento, si trabajo en la dirección que marca mi interior, si soy capaz de seguir alineando lo que pienso, digo y hago.

Siento que cada día es una VIDA porque tiene un inicio y un final. Empieza el día y algo se mueve en nuestro interior y nos guía si somos capaces de escucharlo. Estos últimos meses viviendo muy lejos de casa y de los míos y no siempre con una vida confortable pero sí elegida y disfrutada, he podido acercarme mucho más a lo que SOY y a lo que PIENSO y...

- He comprendido que no tengo que hacer nada para ser algo porque ya SOY sin hacer, sin demostrar, sin esperar, porque si se busca la aprobación de los demás la vida se vive con un intruso en tu propio cuerpo y mente.
- He intentado cerrar puertas que no me llevaban a nada, entendiendo que abrir una puerta nueva antes de cerrar la anterior no te lleva a ningún lugar.
- Sigo aprendiendo a no dejarme llevar por la impaciencia porque el aprendizaje sólo empieza cuando deja de ser un objetivo. 
- He comprendido que la disciplina es la única que me permite seguir al conocimiento y no moverme únicamente por la emoción, porque la libertad sólo te la da el conocimiento no los impulsos.
- Siento que sólo existe el presente y que es un error instalarse en el pasado o el futuro.
- He experimentado lo importante que es no perder el equilibrio para evitar la confusión.
- He aprendido que  tengo el derecho de renunciar o rechazar todo aquello que no me haga avanzar y evolucionar.
- He descubierto que cuando no esperas con ansiedad todo acaba llegando.
- Siento que cuanto más leo, estudio, investigo...menos sé y me encanta porque me anima a seguir haciéndolo.
- Sé que suficiente es suficiente, que el equilibrio se encuentra en lo que damos y recibimos.
- He entendido que hay que aprender a descentrarse, salir de uno mismo, para ver mucho más.
- Siento que somos nuestras palabras así que es necesario sólo decir las necesarias.

Así que este 2017 se transforma en un largo camino de 365 días. Para disfrutarlo sólo deberé recorrerlo no sólo acabarlo. Así que toca empezar y vivirlo, dar pasos siempre hacia delante, (porque un paso adelante y otro hacia atrás no suman nunca dos pasos).
Da igual perder velocidad si ganamos en intensidad, en constancia y serenidad huyendo de la indiferencia.

Por eso 2017 no te pido nada sino que te prometo que intentaré no parar de investigar (a nivel personal y profesional), de ser cada vez más minimalista y de saber aceptar todo lo que está por llegar con respeto y mucha confianza porque eso es vivir ...

Desear para todos SALUD, TIEMPO y APRENDIZAJES que nos hagan más sabios y personas  más sencillas.
Feliz Año Nuevo -Feliç Any Nou- Happy New Year
a tod@s los que pasáis por este blog!

martes, 27 de diciembre de 2016

jueves, 22 de diciembre de 2016

Post del Viernes: Cuando NO vuelves a casa por NAVIDAD

Desde que era muy pequeña recuerdo el anuncio que repetían cada año en la televisión que narraba cómo un familiar que vivía en la otra parte del mundo llegaba por sorpresa a casa y sorprendía a toda la familia. Ahora yo me he convertido en ese familiar que se encuentra muy lejos pero sin tener la oportunidad de volver a España estos días. Así que toca vivir una Navidad diferente. Sin peros pero con algo de nostalgia.

La verdad que aquí en New Zelanda tengo muy poca sensación de Navidad. La tímida decoración navideña que hay a mi alrededor me recuerda vagamente que dentro de pocos días millones de personas se reunirán alrededor de una mesa para compartir comidas, tiempo y regalos. Navidad se celebra pero no cómo lo hacemos nosotros. La fiesta se condensa únicamente al día 25 y Noche Vieja. Lo viviremos todo con normalidad y con 12 horas de diferencia.

Comparto mi vida con personas de diferentes nacionalidades y para todos nosotros será una Navidad diferente. En estos días nos esforzamos por explicarnos cómo la celebramos en nuestros países. No siempre es fácil explicar las tradiciones en una lengua y contexto tan diferente al tuyo pero disfrutamos y nos esforzamos para hacernos entender.  Les explico que en casa nos sentamos alrededor de una mesa llena de platos preparados con mucho amor por los cocineros y pinches de casa y que nos hacemos regalos escribiendo listas que nos mandamos por e-mail. Este e-mail, dirigido a Papa Noel, que reciben todos los adultos de la familia, debe contener unas lineas que resuman cómo ha ido el año, qué regalos nos harían ilusión y qué deseamos para el año que está a punto de llegar. Este año mi lista es más corta que otros años porque sólo doy gracias por lo que recibido este año y únicamente pido salud para todos, sólo eso.

En clase nadie expresa lo que siente por dentro, nadie pone en palabras que en los últimos días piensa mucho más en los suyos. La nostalgia se ha sentado en una de las sillas del aula , como un alumno más. Pero es un alumno tímido que no molesta. La acogemos con cariño, la aceptamos,  ya marchará cuando quiera.

Regreso a casa caminando, me encanta hacerlo por unos caminos llenos de vida y naturaleza. Me ayuda a descansar la mente durante un rato y hoy vuelvo a pensar en los de casa, en todas las Navidades que hemos compartido año tras año. Pienso en mi madre que sufre por preparar la mejor comida del mundo, en mi padre que cada año nos sorprende con un pesebre diferente que tiene expectante a sus nietos. Pienso en mi hermana mayor, en sus regalos preparados con tanta dedicación meses antes y mis conversaciones sobre aquello que pienso o me inquieta a primera hora de la mañana. Pienso en mi hermana gemela que observa sonriente cómo sus hijos golpean el Tió mientras piensa lo rápido que crecen. Pienso en mis cuñados que desde hace muchos años forman parte de esta pequeña gran familia. Y pienso mucho en los peques de casa, en sus caras de ilusión cuando hay regalos para todos. Sigo caminando y lo hago con melancolía porque me escaparía para darles un fuerte abrazo y decirles, sin prisa, lo mucho que les quiero y que son mi mejor regalo para esta Navidad diferente.

En mi casa neozelandesa los apuntes, el ordenador, los libros y un gran ventanal con vistas a la montaña sustituyen la decoración navideña. No me importa, una Navidad diferente.

Me pregunto si todas las personas que están lejos de sus hogares sentirán lo mismo que yo.  Yo lo vivo así, con serenidad y mucha paz porque no hay nada malo en echar a faltar, en sentirse algo nostálgica, en sentir un poco de añoranza. Si cierro los ojos noto tan cerca a mi familia y amigos que me vuelvo a recomponer, sólo es eso, una Navidad diferente.

En este post me encantaría felicitar a tod@s los que pasan por este blog una Feliz Navidad repleta de buenos momentos..Yo deseo Salud ...lo demás ya lo buscaré yo.

Feliz Navidad- Bon Nadal- Merry Christmas



lunes, 19 de diciembre de 2016

La Foto-Visual del Martes: Saber lo que tienes que buscar...

Saber lo que tienes que buscar es una forma de encontrar el camino...

Elegir, ir a lo esencial.
No tener prisa para conseguirlo.
Parar y luego seguir mirando siempre hacia dentro, con intensidad.
Tener buenos hábitos, orden, constancia.
Descubrir lo que quieres alineando pensamiento-emoción- acción.
Encontrar el camino, para encontrase a uno mismo, para poder encontrar a los demás.

Visual by @marato2011

jueves, 15 de diciembre de 2016

Post del viernes: Me preocupa no tener TIEMPO...

"El hombre que se permite malgastar una hora de su tiempo no ha descubierto el valor de la vida"

Charles Darwin

¿Para que sirve el TIEMPO...?
- ¿Para hacernos correr?
- ¿Para no poder disponer de él con tranquilidad?
- ¿Para recordarnos que llegamos tarde?

Me preocupa el tiempo, especialmente la falta de tiempo. Hace ya unos meses que me ronda la idea de escribir un post sobre él, pero me ha faltado tiempo. Mi preocupación recae en la falta de tiempo y en el malgasto del mismo. Me explico, tengo tiempo.

Nuestra vida gira en torno al tiempo, utilizamos expresiones que se refieren a él continuamente y todo está organizado en fracciones temporales que nos informan qué debemos hacer en cada momento: horarios, previsiones, compromisos....

Cada vez soy más consciente que no tengo tiempo para hacer todo aquello que me apasiona y para aprender aquellas cosas que reclaman mi atención e interés. Me gustaría aprender nuevos oficios, estudiar otras carreras, investigar con más calma sin tener que pensar que estoy obligada a rellenar unos folios al día con ideas y conclusiones que con más tiempo ganarían en calidad, leer  libros de diferente temática y en diferentes idiomas, escribir mucho más, visitar nuevos países ...Pero también me gustaría tener tiempo para sentarme en un banco y observar qué pasa a mi alrededor o parar de correr en medio de mis runnings matutinos para ver con más calma como sale el sol; tener tiempo pero sin prisa. Algunas personas opinan que no debería hacer tantas cosas y me preguntan cómo tengo ganas de embarcarme en nuevos proyectos. Yo respondo que me mueve la curiosidad y las ganas de aprender y que la cuestión no recae tanto en el HACER como en el SER porque haciendo lo que me gusta SOY mucho más YO. La clave está en elegir muy bien lo que realmente te hace más libre y feliz y tener tiempo para realizarlo. No es cuestión de contar cuantas cosas haces sino cuántas son elegidas, con qué intensidad y cómo disfrutas con ellas.
El segundo aspecto que me inquieta es el "malgasto del tiempo", hacer  cosas que no tienen ningún significado o interés para mi. "Malgasté el tiempo. Ahora me malgasta a mi" decía  Shakespeare .
¿Para qué sirven las largas reuniones que no llevan a nada? ¿Por qué escuchar un discurso o ver una película que no te aporta ? No me gusta hacer cosas que carezcan  de  significatividad ya que me hace sentir vacía y muy inquieta. No me refiero a ir a comprar al supermercado o hacer la faena de casa porque actividades como estas me ayudan a llevar una vida más ordenada , me refiero a participar en actividades donde no quiero estar o hacer pero por diferentes motivos me veo obligada a intervenir en ellas (realmente aquí en New Zealand estas ocasiones son muy pocas). Mientras  participo en ellas golpea con fuerza mi mente la constatación que quizás me estoy perdiendo una buena conversación delante de un café, un rato de lectura o simplemente una bonita puesta de sol y me enfado conmigo misma. Por eso, con la consciencia en plena "ejecución", cada vez pongo más empeño en elegir mejor e eliminar las cosas "ladronas de tiempo" porque creo que podemos y estamos obligados a hacerlo.

¿Qué valor adquiere el tiempo para cada persona? ¿el que le damos o el que los otros le otorgan? Toca reflexionar sobre ello. Quiero seguir  aprendiendo, disfrutar de todo lo que la vida me ofrece y para eso necesito poseer tiempo sin malgastarlo. Cuando eres consciente que el tiempo que tienes es finito aprendes a organizarte mejor, a elegir qué quieres hacer, a descartar actividades inútiles y en eso estamos, sin perder tiempo. Si el tiempo da VIDA ¿Por qué desperdiciarlo?

Buen fin de semana a tod@s!



lunes, 12 de diciembre de 2016

La FOTO del Martes : La INDECISIÓN es una mala decisión

"INDECISION  is a bad decision" 
(la indecisión es una mala decisión)

Que sigan diciendo que es demasiado pronto o tarde, demasiado joven o mayor, demasiado arriesgado o sencillo...huir de los polos y decidir, si no lo haces no hay avance.


Shaolin Monastery
Templo Budista
by Steve McCurry

jueves, 8 de diciembre de 2016

Post del Viernes: Dejar de CONTROLAR...(3 meses en las Antípodas)

Cada vez lo tengo más claro y estoy más convencida de ello: dejar de controlar nos hace más libres, más felices, más sabios, más espontáneos...

Uno de mis grandes retos desde que llegué a New Zelanda ha sido ser capaz de hacerlo. Y ahí estamos, avanzando mucho pero aún con camino por recorrer.

Cuando te instalas en otro país tan diferente al tuyo el inicio viene marcado por un cierto "des-centramiento" y tensión especialmente por la impotencia de no poder controlar lo que pasa a tu alrededor. Todo es distinto: cambia el paisaje, el clima, la comida, los horarios, tu casa, tus gente más cercana. Te esfuerzas por entender y explicarte haciéndolo en un idioma diferente al tuyo pero hay muchas cosas que al principio no comprendes. A veces te gusta lo que pasa a tu alrededor y en otras ocasiones volverías a hacer las maletas y cogerías un avión para volver a casa y sentirte  más segura, en tu territorio, allí donde controlas casi todo.

Me doy cuenta que el dejar de controlar me ha permitido abrirme a nuevas cosas, es como si las hubiese dejado entrar en mi. Me ha permitido  abrirme a una "nueva dimensión" que en su inicio  me molestaba e inquietaba pero que ahora disfruto en ella. Vivo en el aquí y no en el allá. Programo únicamente la semana sabiendo el trabajo que tengo por hacer para poder cumplir con mis compromisos. Sigo unos horarios que me dan estabilidad, que me implican mucho esfuerzo y horas de estudio, pero me siento más abierta a todo lo que vivo en cada instante. No veo la tele, no escucho la radio, no me preocupo ni me obsesiono por el tiempo que hará así que cuando me levando toca salir al exterior y descubrir si hace más o menos frío y al comunicarme con los  demás intento entender qué sucede a mi alrededor y pienso cómo aprender de y con  ello.

Dejar de controlar no es abandonarse, no es dejar de hacer todo aquello que te apasiona o te hace feliz, no es olvidarse de las obligaciones personales y profesionales. Dejar de controlar es permitir que las cosas lleguen como tengan que venir, como ellas eligen, como el mundo te las envía, aceptarlas, intentar con flexibilidad  adaptarte a ellas y seguir caminando, siempre hacia delante.

Un ejercicio previo que hice antes de llegar a NZ y que creo que fue un gran acierto fue no tener toda la información de donde viviría, qué tipo de comida comería, con qué gente me encontraría...En ocasiones me costó bastante hacerlo pero creo que llegar así, sin una idea tan cerrada y preconcebida de todo, fue una buena opción para iniciar una nueva vida.

Después de tres meses viviendo en las antípodas he pasado por muy buenos momentos y algunos más complicados pero todos suman, absolutamente todos. Los momentos de risas o aprendizajes increíbles y desbordantes se suman a momentos de soledad y añoranza. Pero creo que estoy entendiendo que si las cosas suceden es por alguna razón y si no lo hacen también es porque no deben hacerlo. Tan sólo es eso, dejar de controlar y fluir.

Buen fin de semana NO controlador a tod@s!

lunes, 5 de diciembre de 2016

La FOTO-VISUAL del Martes: Para conseguir lo que quieres, que no te lleve la impaciencia...(Visual Thinking Life)

Lo admito, a veces me puede la impaciencia. Me desespero porque quiero hacerlo más rápido y mejor. Me cuesta que me cueste, me comparo, pienso que no lo estoy haciendo bien, quiero hacerlo con mucha más calidad, por mi misma, sin ayuda, invirtiendo aún más horas, pero a veces no puedo, no puedo esforzarme más, me agoto,  ... y cuando estoy aturdida y algo desesperada, me llega esta frase que me permite entenderlo todo...

"Para conseguir lo que quieres, que no te lleve la impaciencia
sino el conocimiento"

La leo y la releo. Veo todo con más claridad, mucha más, entiendo que no es cuestión de correr porque no llegaré antes y si intento hacerlo así lo haré mucho peor.  Debo ser más paciente, no perder el interés, seguir pero sin acelerar, sin desesperarme, sin perder calidad ni intensidad,  dándole tiempo, el que sea necesario, con constancia, entereza y confianza. 
Aquí está la clave...
Ilustración by @marato2011

jueves, 1 de diciembre de 2016

Post del Viernes: ¿A qué suena el SILENCIO?

Nunca lo había escuchado tan intenso y desde que llegué a New Zelanda es una de las cosas que más me está impactando diariamente: el SILENCIO. 
Parece que viva en las montañas que me rodean, en las casas vecinas, en los caminos que recorro corriendo o caminando. Todo está en silencio, todo el mundo lo respeta, está dentro de las cosas, se hace dueño y las inunda. Todo es SILENCIO.
El canto de los pájaros me despiertan cada día a las 5.00am, después callan, vuelve el SILENCIO. Salgo al exterior y una helada brisa toca mi cara en SILENCIO..Tomo una taza de café mientras estudio y sólo el golpeo de la lluvia caprichosa de Primavera contra el techo y los cristales me recuerda que no estoy sola porque todo sigue en SILENCIO. Me esfuerzo para escuchar más sonidos y únicamente oigo las ramas de los árboles que se mueven al ritmo que se despierta el día, pero sólo eso, sólo SILENCIO. Ahora ya no me molesta ni me asusta como lo hacía los primeros días de estar aquí porque me acompaña, me respeta, hasta se atreve a exigirme.

Camino hacia la escuela en SILENCIO, oigo algún coche, alguna voz pero parece que pueda observar el SILENCIO en los animales que se me cruzan y me dan los buenos días, en las plantas que se mueven siguiendo el ritmo que impone el viento, en las caras de la gente con la que me cruzo cada día, en sus suaves voces, en los ruidos que hacen al moverse, en sus pasos. También observo el SILENCIO en el verde intenso de los prados, en la intensidad de la multitud de colores de las plantas, en las amenazadoras nubes en el cielo encapotado, en la nieve en las cumbres de las montañas.No corro, no me asusto únicamente escucho y me gusta mucho la sensación que vivo,  porque la disfruto intensamente.

¿Irónico? Parece que me habla el SILENCIO del viento, de una mirada, de un suspiro, de una sonrisa...pero en SILENCIO, sin agredirme, sin invadirme. Todo me habla porque yo lo escucho, porque quiero hacerlo. Quiero seguir escuchándolo, sin prisas, sin esperar nada a cambio, dejándome sorprender...porque es sólo eso: SILENCIO.

martes, 29 de noviembre de 2016

jueves, 24 de noviembre de 2016

El Post del Viernes: ¿Dónde se han ido los valores ?

El hombre se pasa la vida determinando qué es lo más conveniente para él movido por sus valores.
Los valores son aquellas cualidades de las personas, cosas o acciones por las que sentimos aprecio. Se convierten en algo deseable, en la excelencia existente en las cosas.
Los valores no cambian en nuestra vida, sino lo que cambia es nuestra percepción de y hacia ellos. Los valores encuentran su fundamento en la realidad, mueven a la persona a obrar, por eso se vinculan a las acciones con sentido.
Pero ¿por qué parece que sean muy diferentes de una persona a otra? ¿Se están perdiendo los valores humanos en todo el mundo? ¿Dónde se han ido?
Ahora que vivo en New Zealand muchas personas con las que convivo, de lugares tan diferentes como Japón, Indonesia, Vietnam o Brasil, se quejan que en su país la sociedad cada vez es más competitiva y egoísta. Todos coinciden en explicar que vivir en su ciudad o pueblo se ha convertido en un duro reto donde el más fuerte utiliza su poder para estar por encima del que se encuentra a su lado, donde el dinero, el poseer cosas materiales pasa a ser el objetivo principal para la mayoría. Quedándome al margen del debate, y sin opinar sobre lo que creo que pasa en España, es fácil llegar a la conclusión que todo parece que se esté "deshumanizando" y lo más irónico es que lo estamos haciendo los humanos... ¿Qué estamos haciendo? ¿que está sucediendo? ¿podemos y queremos cambiar todos esta situación?  ¿Cuál debe ser el papel de la familia? ¿Y el de la escuela? 
Hoy pensaba que las palabras que más escucho diariamente en la pequeña ciudad donde vivo son "Sorry" y "Thank you"...quizás todavía tengamos tiempo de exportarlas de nuevo a todos los rincones del planeta donde se han olvidado de ellas, ...hagamos que todo sea más "humano", más simple y cercano.  
Buen fin de semana humano para tod@s!

lunes, 21 de noviembre de 2016

La Foto-Visual Thinking del Martes: !Sintonízate con tus emociones!

Sintonízate con tus emociones y deja de identificarte con las emociones de los demás.
Dejarás de poner tu vida en sus manos y vivirás SIGNIFICATIVAMENTE 
la tuya.

by @marato2011

jueves, 17 de noviembre de 2016

Post del Viernes: No dejar de APRENDER (Nunca se es demasiado mayor para hacerlo)

Aprender y no dejar de hacerlo nunca, aquí está la clave para avanzar y crecer como personas y profesionales. Recuerdo que cuando decidí explicar que iba a hacer un "break" en mi vida para vivir en New Zelanda para estudiar y aprender todo lo que pudiese muchas personas me preguntaron qué edad tenía. No me da vergüenza decir que ya he pasado de los 40, exactamente tengo 41 años. Cuando les informaba muchos me dijeron: 
- ¿Ahora? ¿No se te ha pasado ya el momento de hacer algo así? Las primeras veces no sabía qué contestar aunque me sentía muy segura de lo que estaba haciendo. Posteriormente cambié de estrategia y les contestaba formulando una pregunta:

- ¿Me preguntas si se me ha pasado el momento de aprender?

¿Tiene edad "eso de aprender", tener curiosidad, querer saber nuevas cosas, sentir que quieres conseguir nuevos objetivos? Un rotundo NO aparece en mi mente y en mi boca. ¡Me encanta aprender! Y tengo la SUERTE (lo escribo en mayúsculas porque lo valoro mucho aunque no siempre es fácil hacerlo) de poderlo hacer gracias a lo que hago y especialmente a las personas que tengo a mi alrededor.
En estos meses lejos de casa he descubierto e interiorizado mucha cosas que valoro enormemente. Estoy  orgullosa de haber aprendido :

- Cómo tengo que actuar cuando hay un terremoto.
- A encender una chimenea sabiendo qué tipo de leña quema mejor y cómo debo organizar la madera, las piñas y el cartón para que arda más rápido (Cuando se intensifica el frío y no tienes calefacción se convierte en una parte importante para tu supervivencia).
- A expresarme en otra lengua muy diferente a la mía, pudiendo explicar cosas muy importantes para mi.
- A desarrollar métodos de estudio y trabajo para poder rendir más de 15 horas.
- A comprender porqué un Japonés tiene dificultad para leer la letra que no está en mayúsculas.
- A saber porqué un Coreano del Sur no puede visitar Corea del Norte.
- A entender mejor los conflictos políticos que hacen que algunas personas hayan decidido emigrar muy lejos de su país en busca de un futuro mejor aquí en Nueva Zelanda.
- A comprender cómo una China no está dispuesta a trabajar en una gris oficina de Hong-Kong más de 10 horas diarias aun cobrando mucho dinero.
- A entender el humor de un Suizo o de un Tailandés.
- A saber que el número 4 es un número prohibido  para muchos orientales.
- A comprender cómo un Brasileño necesita hablar y estar rodeado de gente para no pasar miedo por la soledad que siente.
- A decir algunas palabras en japonés y coreano.
- A sentir y sobrellevar la soledad cuando estás muy lejos de casa.
- A transformar sentimientos de tristeza en paz interior después de parar, mirar las montañas y respirar muy profundamente.
- A sentir que si no soy capaz de cuidarme y respetarme yo no lo harán los demás.
- A pasar duras entrevistas de trabajo que me enseñan a valorar más mi trabajo en España.
- A observar un paisaje diariamente y no dejarme de emocionar por lo que veo y siento.
- A pensar que NO soy y NUNCA seré demasiado MAYOR para APRENDER.

¿Estos aprendizajes son suficientes para convencer y demostrar lo importante que es NO dejar de hacerlo? 

A-P-R-E-N-D-E-R
Learn...

Buen Fin de semana de miles de aprendizajes para tod@s!

lunes, 14 de noviembre de 2016

La FOTO del Martes: ¡Yo si que creo en la educación y la escuela!

Leo y reflexiono sobre el momento educativo que estamos viviendo y me entristece constatar que los que nos dedicamos a esta preciosa profesión, la de educar y acompañar, no somos capaces de ponernos de acuerdo sobre qué queremos conseguir y cómo hacerlo. 
Los "más innovadores y modernos" atacan a los que no lo son porque no utilizan un I-pad en sus clases. Los más "tradicionales" arremeten a los demás porque se está perdiendo el sentido de todo y el uso de tanta innovación está despersonalizando la educación. Nos perderemos en las formas y nos olvidamos del fondo, de lo que realmente es importante.

Ayer mismo leía un precioso texto-declaración de Patricia Rodríguez, maestra, psicopedagoga y logopeda @marato2011 y pensé que todas las ideas que bailaban en mi mente durante estos meses quedaban perfectamente resumidas en él. Transcribo el preciso texto de Patricia, con  su autorización, un escrito que se convierte en un poema reflexivo y esperanzador. 

La escuela que yo quiero...


Yo quiero una escuela que transforme la sociedad y no que se adapte a ella.
Quiero que sea un motor de cambio donde exista un equilibrio entre el saber, el saber hacer, el saber pensar, el sentir y el ser.
Creo en mis alumnos.
Creo en una educación tradicional e innovadora, creo en una educación que no divida sino que una.
Creo en una educación desetiquetada.
Creo en una educación libre de creencias limitantes entre lo que es mejor o peor.
Creo en una escuela consciente del momento histórico que le toca vivir y esperanzada, sin querer competir ni compararse.
Creo en los docentes con los que he trabajado, grandes profesionales todos ellos.
Creo en la persona y sus posibilidades.
Es necesario que dejemos de luchar entre lo que es innovador y lo más tradicional, es necesario que la mirada pedagógica ayude a unir lo mejor de todos para educar en libertad.
Creo que la educación es un camino que no hacemos solos, seamos de la "escuela" que seamos...
Como ya  decía Martí y Pol:
"Todo está por hacer y todo es posible"

Unamos ideas, debatamos juntos con respeto, escuchemos otras propuestas, crezcamos unidos hacia un futuro educativo donde TODOS encontremos nuestro lugar...


jueves, 10 de noviembre de 2016

Post del Viernes: ¡Echando a faltar! 2 meses lejos de casa...

Es curioso que después de casi dos meses fuera de casa, viviendo en un país tan lejano, empiezas a echar a faltar cosas que allí no valoras porque las tienes a mano y que aquí te gustaría tenerlas en más de una ocasión. 
La verdad es que no me considero una persona muy materialista ni caprichosa, con los años he ido reduciendo mis pertenencias y comprando lo que considero únicamente necesario, pero hoy me propongo escribir un listado de todo aquello "más material" que echo a faltar y también de "actos" que aquí no puedo hacer y que me gustaría poderlos realizar en alguna ocasión.

No puedo negar que lo que más echo a faltar son las personas, familiares y amigos. Hoy no hablaré sobre ellos, aunque piense diariamente porque me encantaría tenerlos más cerca...quizás habrá otro momento para hacerlo.

El listado no está escrito por orden de importancia sino por cómo van apareciendo las ideas en mi mente .

¿Qué hecho a faltar después de dos meses muy lejos de casa?
- La cafetera Nespresso.
- La calefacción de gas (mucho más rápida, cómoda y eficiente que encender la chimenea y buscar leña en el bosque. Muy bucólico y excitante al principio pero cansado si lo tienes que hacer diariamente).
- La leche de soja.
- Los chupa-chups kojak.
- Mi cama.
- Las ensaladas de mi madre y la tortilla de patatas de mi padre.
- Un buen cortado.
- La vida cultural de Barcelona: poder ir al teatro, al cine, a visitar alguna exposición...
- El olor a pan recién hecho cuando paso por algún horno a primera hora de la mañana.
- Llegar a casa y encender la radio escuchando el Rac1 (sé que podría escucharlo online pero me "prohibo").
- Pasear por la ciudad mirando los fantásticos edificios que me rodean.
- Nadar en la piscina mientras el sol aparece en el cielo.
- Poder llamar a alguien cuando lo necesito o escribirle un mensaje sin tener que calcular las horas que nos separan por la diferencia horaria (12 horas).
- Las clases de spinning que me ponen las pilas a las 6 am.
- Los "runnings" matutinos a los 5 am por Montjuic, la Diagonal o el Paseo Marítimo.
- Las risas hasta dolerte el estómago con los amigos de siempre.
- Las conversaciones con mi familia alrededor de una mesa bien preparada.
- Los "te quiero" de mis sobrinos.
- Los momentos previos a empezar una clase cuando observo a mis alumnos.
- Poderme cambiar de reloj cada día.
- Entender todo lo que me dicen y poder expresar mis sentimientos e ideas sin dificultad (aquí sólo english y más english).
- La lectura del periódico, sin prisas, delante de un buen café en el Babelia.
- Poder ver jugar al Barça.
- El  clima temperado  España.
- Sentarme en el sofá.
- Las zapatillas de estar por casa.
Este listado para nada es una queja. Pienso que uno de los grandes privilegios de la vida es poder elegir (y sé que no siempre podemos hacerlo. YO he elegido estar aquí. Sentirme contenta y segura con las elecciones que tomo me ayuda a que en los momentos en que me siento más baja de ánimo por el cansancio y la lejanía pronto recupere las ganas de aprovechar esta experiencia al máximo.

Echar a faltar me permite valorar, priorizar y analizar...nadie dijo que elegir fuese fácil...pero nada pasa por casualidad...

Buen fin de semana a tod@s echando un poco de menos!

lunes, 7 de noviembre de 2016

La FOTO del Martes: Sentirse solo....

La soledad es el hecho más profundo de la condición humana. 
El hombre es el único ser que sabe que está solo.
Octavio Paz


The Alone Tree
Lake Wanaka
New Zealand

jueves, 3 de noviembre de 2016

El Post del Viernes: My BUCKET LIST (lista antes de morir)


Hace unos días en clase me invitaban a escribir una lista (con sólo 5 ítems) especificando aquellas cosas que desearía  hacer o vivir antes de morir.
Tras participar en la actividad, la dinámica y el resultado me dejó bastante impactada. 
En primer lugar impresionada por mis dudas iniciales en elegir qué escribir pero después muy feliz por la reflexión personal que pude realizar.

En segundo término tuve una grata sorpresa al leer las preferencias de elección de mis compañeros. Haciendo una rápida estadística el 100% de las respuestas correspondían a deseos NO materiales. Nadie escribió: tener una casa mejor, un coche más rápido o ser la persona más rica del mundo. No sé si el tipo de respuestas están condicionadas por el hecho de que todos los que estamos estudiando juntos aquí en New Zealand vivimos muy lejos de casa, quizás es un factor que pueda influir .. no lo sé...

Algunas de las respuestas que quiero transcribir son:


Lista de cosas para hacer antes de morir...

- Decir "te quiero" en persona a mis padres, hermanos, a mi hijo, a mi pareja, a mis amigos...quizás hace mucho tiempo que no lo hago o nunca lo he hecho aún.
- Arreglar un mal entendido con una persona a la que quiero. 
- Tener tiempo para "gastarlo" con mis amigos, mis hijos, mis sobrinos...
- Volver a ver amanecer en un lugar cercano a mi casa.
- No desperdiciar mi tiempo haciendo interpretaciones erróneas y carentes de sentido hacia otras personas.
- No enfadarme por cosas que no tienen importancia.
- Dejar de juzgar a los que piensan o actúan diferente a mi.
- Estar siempre accesible cuando alguien necesita de mi.
- Sentarme cada día en un banco y observar, simplemente eso, sin hacer ni decir nada.
- Visitar lugares remotos donde siempre he querido estar y no sé el porqué.
- Poder ir al concierto de mi cantante preferido y decirle cómo me han ayudado sus canciones en momentos complicados de mi vida.
- Tener tiempo para leer todos los libros que tengo pendientes en mi mesilla de noche.
- Tomar cada día un café sin prisas.
- Aprender muchas cosas de campos distintos al mío.
- Saber hacer pan y deliciosos pasteles.
- Aprender a expresar mis sentimientos con palabras sin esperar a que los otros los tengan que interpretar.
- Dejar de controlar perdiendo el miedo al qué pasará.
- Atreverme a probar todo aquello que me crea temor.
- Reírme cada día al menos 100 veces!

Algunas de ellas son las que yo escribí pero prefiero que queden camufladas con las de mis compañeros porque no hay una más importante que otra.
Mi última reflexión sobre esta propuesta es que no sé si vivir tan lejos nos hace más humanos y menos materiales pero si es así ...¡qué gran regalo me ofrece la vida para seguir aprendiendo lo que realmente es importante!
 Ahora ¿Te atreverías a escribir la tuya?
Buen fin de semana reflexivo a tod@s!

jueves, 27 de octubre de 2016

Post del Viernes: Yo no soy VALIENTE...


Decía Unamuno que no hay que llegar nunca porque llegar es rendirse...
yo interpreto esta frase como que debemos exigirnos estar en continuo movimiento, en camino siempre y para eso necesitamos ser valientes. 

Desde que tomé la decisión de dejar todo lo que tengo en Barcelona y viajar hasta la otra punta del mundo hay personas que me han dicho que soy valiente.
Hoy reflexionaba sobre ello y no me siento para nada así. La valentía es mucho más que hacer unas maletas y cambiar de ciudad o país.

Para mi valiente es aquel que...

- se enfrenta cada día a sus miedos.
- le da igual las críticas de los demás porque él es el más critico consigo mismo.
- aún sintiéndose incomprendido, sigue haciendo lo que realmente siente y quiere.
- está enfermo y no hay un día que piense que se curará.
- se acerca a la gente sin miedo a que descubran cómo es realmente.
- no conoce la zona de confort porque rompe cada día su rutina huyendo de toda comodidad.
- le apasiona cambiar y aprender.
- le mueve una  curiosidad voraz.
- aprende estando y escuchando a los demás e impulsa nuevos proyectos con la energía que recibe en el intercambio.
- cambia sin miedo a ser cambiado.
- no impone sus ideas, las comparte con pasión y vocación.
- es trabajador, incansable, apasionado...
- se adapta a los cambios, no lucha contra ellos.
- sufre adversidades y aprende de ellas.
- cree en el trabajo bien hecho, sin prisas pero sin pausa.
- cambia sus ideas, las retoca, las mejora, sin rendirse, sin quejarse...
- no se obsesiona con sus errores ni tampoco con sus triunfos...

Pues eso, que creo que aún me queda mucho por aprender para poderme considerar una persona VALIENTE, pero sigo el camino marcando yo la dirección...
Buen fin de semana valientes a tod@s!


lunes, 24 de octubre de 2016

jueves, 20 de octubre de 2016

El Post del Viernes: Nunca te rías de un sueño...

Me gusta la gente que tiene sueños. Aquí en Nueva Zelanda tengo la suerte de rodearme de muchos de ellos. Estos sueños me tocan, me emocionan, me cuestionan, me estimulan y hasta siento cierta envidia de ellos. Me encanta que me los cuenten, entender su origen, acariciar los sentimientos que hay detrás.
Cada día un café o un break entre clase y clase me permiten escuchar  historias repletas de grandes sueños. Les digo "grandes" porque son personales, únicos e intransferibles.
Hoy os cuento el de una compañera de clase. Su nombre es lo único que no importa en esta historia. Hace unos meses llegó como cada día a su puesto de trabajo y su empresa había quebrado, se había quedado sin trabajo. Volvió a casa sin saber qué hacer a partir de ese momento. Su país, Brasil, está pasando por uno de los peores momentos de su historia: no hay trabajo, la delincuencia arrasa las calles y la inseguridad hace que la gente viva con miedo.  
Se permitió llorar durante dos días  en casa, sólo dos, ninguno más y en vez de tirar la toalla decidió que había llegado el momento de luchar por su gran pasión: convertirse en cantante de ópera. Miró y remiró lugares donde estudiar música clásica y poder trabajar a la vez y apareció en su buscador el nombre de Nueva Zelanda. En contra de toda su familia, hizo las maletas y llegó a Queenstown sin conocer a nadie. Lo primero que hizo, con sus pocos ahorros, fue apuntarse a clases de  inglés. Estudia música de forma autodidacta y trabaja limpiando la escuela de Primaria de la ciudad. Poco tiempo después descubrió que las pruebas para acceder a la carrera de música son muy duras pero que lo es mucho más pagar la matrícula. Un año de universidad le costaría 25.000 dólares (la universidad en New Zelanda es mucho más cara para la gente extranjera que para la gente del país). Sabe que con el sueldo que cobra limpiando las aulas no podrá matricularse el próximo año, quizás deberá esperar varios años, pero no piensa tirar la toalla. Sigue estudiando y trabajando  muchas horas al día porque siente que si no lo hiciese su sueño estaría más lejos de lo que lo está ahora.
Al llegar a casa después de un larguísimo día lecciones y trabajo saca las partituras, las relee, las estudia, canta, escucha a grandes tenores y lee biografías de grandes cantantes que consiguieron llegar a lo más alto del panorama artístico gracias a su trabajo y creyendo que podrían hacerlo. Todos ellos lo consiguieron  porque tenían un sueño, un gran sueño, como lo tiene ella, como los tengo yo, como espero que lo tengan todos los que lean este post. 
Al acabar su relato me dijo: el primer paso es creer que se puede conseguir...yo sólo asentí, estando totalmente de acuerdo con ella...Que nunca se nos acaben los sueños porque sino estaremos muertos.

Buen fin de semana repleto de sueños para tod@s!

lunes, 17 de octubre de 2016

jueves, 13 de octubre de 2016

Post del Viernes: Cuando TODO FLUYE: sentirse ALINEADO

Estos días mientras corría pensaba qué cosas me permiten sentirme en equilibrio, sentir que mi mente, mi cuerpo y mis sentimientos están alineados. Creo que pensar en ello no siempre es fácil pero hacer un listado de los "beneficios" que te aporta sentirse así te anima a querer conseguirlo, a intentarlo con serenidad pero con perseverancia. 

¿A qué denomino sentirse alineada? Para mi es un estado de ánimo emocional positivo que permite sentir muy dentro de uno mismo que todo está en linea, en una misma dirección.

¿Qué me permite estar así? Elegir y focalizarme hacia lo que deseo, no juzgar, rodearme de todo aquello que me beneficia, dejar de ver lo que no me aporta nada.

¿Qué siento cuando lo consigo? ÚNICAMENTE BENEFICIOS, entre ellos:

- Producir más y mejores ideas con un alto grado de creatividad
-  Tener más curiosidad e interés
- Sentirme más flexible
- Acceder a mi memoria para recuperar lo que ya sé, valorándolo y potenciándolo
- Vivir las cosas con más intensidad
- Sentir menos variabilidad emocional
- Sentirme...
- Libre
- Más abierta a nuevas experiencias
- Más segura y con una auto-confianza más sólida
- Más entusiasta y perseverante
- Más tolerante ante la incertidumbre
- Más emocionada

Quizás remar en esta dirección es una buena opción para sentirse más alienadamente feliz...
"Casi todas las personas que son felices, lo son como deciden serlo"
Abraham Lincoln
Buen fin de semana "alineado" para tod@s!

lunes, 10 de octubre de 2016

La FOTO del Martes: ¿Normal o corriente?

¿Es lo mismo una cosa normal que corriente? Una cosa corriente es aquello que sucede habitualmente pero ¿por ello debe considerarse normal? ¿Es normal lo que sucede corrientemente? ¿Lo que para mi es normal es aceptado por los demás como corriente? ¿Esforzarse para conseguir que lo que para ti es normal para el otro también lo sea es obligar, condicionar y obligar a tener la misma percepción de las cosas? ¿dónde deja de ser una sugerencia para pasar a ser una condición?
Bendita normalidad y gente corriente,...

The Red Boy, 
India, 
Steve McCurry

jueves, 6 de octubre de 2016

Post del Viernes: ¡El Top Ten de New Zealand!


Este fin de semana celebro mi primer mes en New Zealand. He decidido dedicar este post para celebrar este primer-mes-aniversario para enumerar las 10 cosas, "el Top Ten", de las cosas que más me han impactado positivamente de este país. 

Allí voy: ¡El TOP 10!
1. Los horarios: La gente suele desayunar entre las 6.00 y las 7.00am , comer entre las 12.00 y las 13.00pm  y cenar entre las 18.00 y las 19.00pm. Las clases en el colegio acaban a las 15.00h y casi todos los trabajos a las 17.00 o como mucho a las 18.00h. Esta organización facilita que hijos y padres tengan tiempo para pasar las tardes juntos y disfrutar de otras actividades sin estar obligados a esperar al fin de semana o a las vacaciones.

2. El respeto y convivencia entre diferentes culturas: los "kiwis" (las personas que viven en New Zealand son denominados así) son acogedores y fáciles de tratar. La convivencia entre ellos y la gente que llega de fuera (koreanos, japonenses, tailandeses, Indonesios, brasileños, etc) es fácil y el intercambio se ve como una riqueza y no como una dificultad.

3. Seguridad: Las casas no se cierran con llave y si el cartero necesita dejar un paquete en tu casa o el fontanero arreglar un grifo, abre la puerta, entra y hace su trabajo. Nadie coge lo que no es suyo y se si encuentra algo (ej, un móbil) pone un anuncio en el facebook para encontrar el propietario.

4. Easy-going: Los "kiwis"  son muy hospitalarios y les gusta muy poco enfadarse y criticar. Cuando tienen un problema con alguna persona tienden a hablar del tema cara a cara. Sus palabras preferidas son: Hola, por favor, gracias y lo siento (dicen que si llegas a New Zealand y las utilizas nunca tendrás ningún problema).

5.Respeto por el Medio Ambiente: Numerosas campañas publicitarias informan que mantener las cosas limpias es cosa de todos. Una vez a la semana se sacan las basuras y un camión pasa a recogerlas (no hay contenedores por las calles para dejar basura). La gente tiende a llevarse la basura que genera por la calle a casa.

6. Tranquilidad y paz: la tranquilidad reina en el ambiente. La gente sonríe mucho (creo que yo también lo hago más) , saluda a sus vecinos, potencia las actividades comunitarias. Los gritos o otros ruidos que puedan molestar a terceros son evitados.

7. Un buen lugar para ser "diferente": es igual que camines descalzo, lleves cresta o tengas tatuajes, todo está aceptado y nadie se gira para mirar y criticar al otro.

8. Amor por la montaña y el deporte: les apasiona caminar por la montaña y hacer todo tipo de deportes outdoor. El deporte rey es el rugby, el netball y el críquet. También se practica el tenis, el golf, el ciclismo, triatlon, ski...Además New Zealand es la cuna de los deportes extremos y de aventura: escalada, kayaking, rafting (hay que hacer un esfuerzo para no escaparse de case y pasarse todo el día por ahí fuera...El gobierno destina muchos dólares a que en la  escuela se potencie el deporte entre los niños y los jóvenes. Muchos padres hacen de entrenadores para pasar más tiempo con sus hijos.

9. Comida y horarios digestivos: aunque el país está dividido en dos islas, el consumo de carne es mucho mayor que el del pescado (el cual tiene un precio prohibitivo).
El desayuno es similar al nuestro y a las 12am se come algo ligero (sandwiches, ensaladas, sushi) y la cena se convierte en la comida principal (hacia las 6 de la tarde). En ella se come carne, vegetales y patatas.

10.NO sentirse un extraño a 20.00km. Los kiwis, como buenos anfitriones, se esfuerzan para que el que llega de fuera se sienta bien, como en casa: te invitan a barbacoas, tus vecinos te saludan, te preguntan si necesitas alguna cosa...

Quizás podríamos "exportar" algunas de estas cosas a casa...se me ocurre más de una...
Buen fin de semana Neo Zelandés a tod@s!

lunes, 3 de octubre de 2016

La FOTO del Martes: La fórmula del Éxito

Esta misma semana leía una frase atribuida a Einstein que decía:

Si "A" es el éxito en la vida, la fórmula del éxito debería ser A=X +Y+Z.
La "X" es el trabajo, la "Y" es el juego y la "Z" es mantener la boca cerrada.

Cada cual que la aplique como quiera y pueda...


jueves, 29 de septiembre de 2016

New Post: La intención vive en el futuro, yo en el AQUÍ y el AHORA

Acabo de hacer un FaceTime con mi familia que está en España y al acabar la llamada parece que el corazón se me hace más pequeño y algo de tristeza me envuelve durante un largo rato. Salgo a la terraza de casa, respiro hondo y observo el espectacular landscape que tengo delante: grandes montañas con picos nevados. Vuelvo a respirar y me siento algo mejor.
La intención vive en el futuro y yo he optado por el aquí y el ahora...bonita forma de expresar lo que me auto-obligo cada día. No he venido a Nueva Zelanda únicamente a estudiar, a trabajar, a conocer. Supongo que ante todo he venido a VIVIR, a tener una experiencia vital para seguir aprendiendo, conocer nuevas personas y sus historias, profundizar en mi tesis doctoral, en mis escritos, mejorar mis habilidades en la lengua inglesa,..pero ante todo VIVIR.

Para poder cumplir todos estos objetivos necesito recordármelos cada día, sin presión pero con pasión. Cuando pienso más en el allí que en el aquí me comprometo de nuevo a no abandonar ni rechazar lo que puedo vivir cada día,  utilizo toda mi energía para focalizarme en el instante presente.

Durante los primeros días de estar en New Zealanda me agobiaba pensar que me estaba "perdiendo" cosas que había dejado a muchos kms de distancia. También me ponía nerviosa no enterarme de lo que me explicaban, de perder la oportunidad de conocer todos los nuevos lugares que tengo cerca de mi, de poder estar a la altura de todo aquello que se me demanda en un idioma que aun no domino...pero todo va adquiriendo su ritmo, su tempo... porque me he permitido darme tiempo, el que necesito, así lo inesperado se transforma en un nuevo propósito que te hace estar en equilibrio y en paz interior, sin prisa pero sin pausa, a través de pequeños avances, valorándolos, respetándome...

Con mucho trabajo, esfuerzo e ilusión las cosas van saliendo y la "suerte" deja de contar  mucho menos...

"If you only do what you can do, you will never be more than you are"

Si únicamente haces lo que puedes hacer, nunca será más de lo que eres

Buen fin de semana a tod@s!



jueves, 22 de septiembre de 2016

Post del Viernes: Historias que te llevan a vivir en las antípodas...

Una de las cosas que más me están impresionando de mi nueva vida en Nueva Zelanda es conocer las historias de las personas con las que comparto mis clases.
Me gustaría explicar algunas de ellas aquí en el blog. No escribiré los nombres de sus protagonistas para respetar y no violar su privacidad. Me  ha impactado conocer la historia de:
- AAAA, koreana: en su país tenía un buen trabajo en una gran multinacional pero cada mañana se levantaba muy triste. Decidió, junto a su marido, vivir en un lugar de habla inglesa durante un año para mejorar su inglés y poder tener tiempo para replantear su vida. Vendió su casa, dejó su trabajo y marchó sin mirar atrás. Trabaja incansablemente para mejorar y está dispuesta a ayudar a todo aquel que lo necesita. Dice que su sociedad está perdiendo lo más valioso que tenía: tiempo para dedicar a los demás.
- BBBB, japonés: estudiante de universidad realizando la especialidad en economía asiática. Aún es muy joven pero ha querido mejorar su inglés y aprender cosas en un país muy diferente al suyo. Explica que cuando piensa en Tokyo echa de menos a su familia y se pone algo triste pero no el estrés y la multitud que cubren las calles de su ciudad.

- CCC, Chileno: es la segunda vez que está en New Zealanda y esta vez es para quedarse. Con una amplia formación siendo ingienero de caminos y habiendo hecho varios másters ahora limpia un colegio cuando sale de estudiar hasta que alguna empresa quiera arreglarle los papeles. Su ciudad natal, Valparaiso, se ha convertido en una ciudad violenta, donde la corrupción ensucia todo lo que toca. No quiere volver porque cree haber encontrado su lugar en el mundo aunque desea que algún día pueda trabajar para lo que ha estudiado.

- DDD, china: ha dejado atrás un buen puesto de trabajo en el Departamento de Medio Ambiente  de Hong Kong porque no era feliz y el estrés le estaba devorando. En china si no te casas a los 25 años tienes un gran problema. La gente te pregunta si estás enferma o  algún problema grave. No quiere tener hijos y cree que esta opción le hace diferente a todos los demás. Se entristece al pensar que la sociedad donde vive es cada vez más materialista, donde el objetivo principal de la gente es conseguir más y más dinero mientras otra parte vive en la miseria, en China la clase media no existe. No sabe si volverá a su país después de estar 6 meses en NZ...ahora mira por la ventana del coche cuando viene a clase y se siente en paz con ella misma.

- EEE, brasileña: después de tener una relación por internet con un chico que vive aquí ha decidido venir a NZ a conocerlo en persona. El encuentro ha sido mágico y en junio se casarán. Me cuenta que Río de Janeiro se ha convertido en una ciudad muy peligrosa, donde la gente mata y pasa mucha hambre. Hace pocos días su hermano, que vive en la misma ciudad, se compró un coche y lo aparcó delante de casa. Poco más de 30 minutos después le habían robado las 4 ruedas. Quiere que su madre venga a vivir con ella.

-DDD, Tailandés: quiere ser mago. En su país no está bien visto que te dediques al espectáculo. Estudia inglés para conseguir poderse comunicar mejor con la gente y perfeccionar sus trucos. Quiere viajar por todo el mundo y hacerse famoso.

Podía explicar muchas más....En pocos días estas personas, al estar tan lejos de casa, se convierten en tus amigos, en tus compañeros de vida. Compartes con ellos cosas que quizás no habías sido capaz de compartir en tu ciudad de origen con las personas con las que trabajas o están más cerca. Me identifico con ellos en muchas cosas pero no con los que han tenido que marchar de su país y no quieren volver. No estoy aquí escampado de nada sino acogiendo miles de nuevos aprendizaje y me siento muy afortunada por ello y muy serena. Es una gran oportunidad para aprender y aprender y valorar muchas de las cosas que he dejado tan lejos.

Pero hay una cosa que nos une a todos y todas es : tener SUEÑOS!!! y deseo de todo corazón que puedan cumplirse todos los que llegan a mis oídos cada día...porque soñar nos une y nos hace más humanos, rompe fronteras, prejuicios, diferencias...

Buen fin de semana con GRANDES SUEÑOS a tod@s!

jueves, 15 de septiembre de 2016

Post del Viernes: First week en New Zealand...

Durante un larguísimo viaje, cogiendo 4 aviones y disfrutando de unas horas de turismo por  Singapur ...dispuse de mucho tiempo para pensar, repensar, leer e ir desconectando de todo lo que había dejado en Barcelona y que volveré a recoger de aquí un año. Ahora ya en Queenstown (la ciudad donde viviré durante un año), situada en la isla del sur de New Zealand, empieza un nuevo proyecto de vida, de estudio y de trabajo.

Después de cambiar de sitio donde iba a vivir porque no era lo que esperaba y pasar unas horas con muchos nervios y preocupación acompañadas de un fabuloso jet lag, la "casualidad" (en la que no creo hace mucho tiempo ) me hizo encontrar un lugar de ensueño, la "Casa Triángulo" un lugar repleto de silencio en medio de la montaña. Ni en los mejores sueños me podría haber imaginado poder vivir en un lugar tan bonito, rodeado de árboles y con unas vistas a grandes montañas nevadas (aquí aún hay nieve en la cumbre ya que estamos empezando la primavera).

De estos pocos días que llevo viviendo en New Zealand me quedo con:
- los increíbles paisajes con montañas nevadas.
- el silencio perenne durante todo el día.
- la acogida y amabilidad de todos con los que me he cruzado.
- Los innumerables tracks para correr, ir en bici de BTT, caminar, ...
- La gran cantidad de gente de otros países que vive en la ciudad y con las que comparto clases: Japón, Korea, Australia, Brasil, Tasmania, ...
- La no necesidad de cerrar la puerta de casa con llave cuando marchas a estudiar y trabajar. No hay necesidad de timbres.
- La sensación de seguridad: no muy pocos robos, nadie coge nada que no es suyo y si se encuentra algo por la calle lo publica en la revista local para que el propietario pueda comunicar con él y recuperar su pertenencia.
- Las caminatas hacia la escuela por caminos llenos de cabras, ovejas y maravillosos bosques...
- Los "Honesty Box" (cajas de madera) que son puestos de flores, de huevos y otros productos que te encuentras por los caminos y donde tu coges lo que necesitas y dejas la "voluntad".
- El recoger leña al volver a casa y haber aprendido a encender una chimenea.
- Las interesantes conversaciones con gente muy diversa que me hace constatar qué diferente somos las personas.

Pero es verdad que no todo ha sido fácil. Todos los inicios son difíciles (y más a 20.000km de casa) porque dejas atrás muchísimas cosas, te aventuras a vivir situaciones algo complicadas (y una ya tiene una edad) y estás muy lejos de las personas que más quieres. Por ello me intranquiliza NO:

- Estar en momentos importantes con las personas más cercanas a mi (bendito FaceTime, skype, etc).
- Saber vivir en el aquí y el ahora más que nunca.
- Poder estar a la altura en los estudios que voy a realizar.
- Entender correctamente todo lo que me explican en inglés y poder contestar de igual forma (estar 24 en continua traducción es agotador...supongo que poco a poco será más fácil y llevadero).
- Poder llevar hacia delante todos los proyectos que deseo realizar, las horas pasan volando y no tengo tiempo para todo.
- Saber disfrutar de esta maravillosa experiencia que me regala la vida.

Una semana aquí se ha transformado en muchos aprendizajes (buenos y más difíciles) de los que sólo puedo dar las gracias por ellos. Seuiremos avanzando poco a poco, paso a paso, sin prisas, sin agobios pero sin pausa...

Muy buen fin de semana a tod@s y feliz curso lleno de buenos propósitos desde las antípodas!!!


martes, 6 de septiembre de 2016

New: Taxi, por favor, al aeropuerto!

 En estos últimos días me doy cuenta que el tiempo pasa rápido y lentamente a la vez. En cuestión de segundos he deseado que todo acabara, poder estar sentada en la butaca del avión que me llevará primero a Singapur y posteriormente a New Zealand y en otros momentos lo hubiese alargado eternamente para que no se acabasen los últimos encuentros, cafés y conversaciones...

Sentada en el taxi camino del aeropuerto miro por la ventana y me despido de casa y de la ciudad que tanto amo. Pasan por mi mente cada uno de los miembros de mi familia, de mis amigos, de los compañeros de trabajo...y me permito despedirme así de cada uno de ellos.
Estos días han sido intensos extraños, tristes y felices a la vez....He sentido dentro de mi tristeza fusionada con una máxima felicidad...

Vuelvo a mirar por la ventana y encuentro una ciudad dormida, la misma ciudad que me acoge cada mañana cuando salgo a correr; hoy todo es diferente, hoy empieza una "carrera" distinta, un viaje que tiene como propósito máximo aprender y vivir con intensidad.
El  conductor me avisa que ya hemos llegado a la T1...toca empezar a caminar...hasta muy pronto...



sábado, 3 de septiembre de 2016

New Post: Meter los sueños en 2 maletas de 20kg

Decidido desde hace unos meses, olvidado en mi mente casi por necesidad para centrarme en el aquí  y el ahora y poder atender todas las responsabilidades personales y profesionales...,.ha llegado el día de meter todos mis sueños, ilusiones y dudas en únicamente dos maletas de 20kg, subirlas a un avión y volar durante casi dos días para aterrizar en la Isla del Sur de Nueva Zelanda. El objetivo: vivir una experiencia de un año para seguir trabajando en mi Tesis Doctoral y aprender mucho de todo y con todo lo que me encuentre por allí.
Estos últimos días antes de marchar son días extraños donde las mil cosas por hacer, reuniones, revisiones y preparativos se juntan con las despedidas, mucho trabajo, alguna dificultad para dormir y sobre todo mucho agradecimiento e ilusión.

De estos días extraido algunas conclusiones y aprendizajes:

- Después de vivir 12 años en el mismo piso me doy cuenta como estaba unida a él, a sus cosas, a sus espacios...desprenderse es liberarse.
- Tirar o regalar objetos, dar de baja ropa que no te pones , regalar cientos de libros, ...ha sido un proceso maravilloso de sanear el espacio y la mente: Somos quienes somos, no lo que tenemos!
- Cuesta decir adiós a la gente que más quiero, me quedo con un "hasta muy pronto"
- Las nuevas tecnologías (móbil, Skype, redes sociales...) facilitan  mucho poder seguir en contacto con los tuyos de forma más fácil.
- Hay gente que no entiende porque me marcho porque creen que ya tengo "todo" y no entienden que no busco nada que falta, sólo aprender.
- Mis dudas acaban transformándose es retos.
- El idioma, la edad, la distancia...son excusas que la mente te envía para que pienses que ya no te "toca" cambiar de vida.

Por ello llego a la conclusión que: NO espero nada, NO quiero hacerlo...sólo es cuestión de facturar dos maletas de 20kg, subir al avión y confiar.
Había pensado cerrar el blog pero ahora más que nunca el nombre del mismo adquiere más intensidad. Intentaré escribir lo que siento, pienso, hago desde allí...
Adiós Barcelona hasta pronto, hola New Zealand...

domingo, 14 de agosto de 2016

New Post: REBOSAR LAS VACACIONES

Llenar las vacaciones. Llenarlas, rebosarlas...yo lo intento hacer con aquello que me hace más feliz, viendo como los días se escapan rápida y lentamente, según el momento del día, eligiendo momentos rebosantes de:

- Kms haciendo diferentes deportes
- Horas de lectura
- Disfrute visionando casi todos los deportes de los Juegos Olímpicos, emocionándome continuamente
- Conversaciones espontáneas
- Ratos al sol
- Largos paseos
- Sueños y proyectos para el nuevo curso
- Respiraciones profundas
- Miradas perdidas
- Horas de hacer limpieza y ordenar y reordenar
- Lecturas sobre el doctorado
- Escritura suave y libre
- Descanso de piernas y  mente
- Seguir madrugando robando silencios impagables
- Pensamientos por los que están lejos
- Conocer nuevos lugares y rincones
- Perezas espontáneas
.....Sin controlar para que pasen nuevas cosas 

Intentando pensar en el AQUÍ y el AHORA, porque el mañana ya lo pensaremos, lo analizaremos y lo viviremos cuando toque...
FELICES VACACIONES A TODO/AS!