jueves, 31 de julio de 2014

BAJO MIS PIES: Carta 15. Km 14: “Conocí y pude contar”


Querida Yolanda. Esta carta llega hoy a San Francisco. Hace ya unos días que tuvo lugar la maratón y por lo que pude ver la cosa fue muy bien. Habéis sido finalmente “finishers” aunque mi admiración empieza en el simple hecho de ser “starter”. He podido ver vuestras caras en algunas fotos. La ilusión en la previa a la cita y las mismas caras ilusionadas durante la carrera. La satisfacción final, el orgullo. Insisto en mi admiración y creo que con algo ya de conocimiento de causa. Las fatiguillas que paso yo para correr distancias mínimas me hacen ver la dificultad enorme para recorrer más de 42 km. Me pregunto – espero que cuentes en tu próxima carta las vivencias desde dentro – cómo ha sido tu carrera, vuestra carrera. Me pregunto también desde mi escaso aguante si en una maratón uno se para, si en algún momento se detiene a respirar intensamente, a hidratarse, si uno puede permitirse ese lujo o no entra dentro de los cánones maratonianos. ¿Qué sucede en la cabeza durante 42 km? Realmente me impresiona vuestra fuerza.
Vi también algunas fotos de los días previos. Me gustó la historia del runner que corre por la causa de los “homeless”. Me recordó la mirada de un chico en la misma situación que bajo una barba larga y descuidada y una mirada hundida y débil, me observaba cada vez que en mi recorrido pasaba corriendo por delante del banco donde veía pasar las horas. Nos miraba a todos pasar. Me hubiera encantado preguntarle qué pensaba de nosotros, esos tipos y tipas que pasan sudando una y otra vez sin aparente motivo. Son esos contrastes que de repente alguien ilumina para que los veamos. 
Hay otros momentos, cuando voy a correr, en la previa y en el camino a casa donde también suceden cosas interesantes y forman parte del ritual de salir a correr. Un camión tenía pintado en la parte delantera una frase que me sorprendió. No era un dibujo de un águila, no era el nombre de la mujer, de las hijas, no era un dibujo sexista, era un simple frase: “Vive la vida. Sé feliz”. Lamentablemente no llevaba el móvil encima para poder haberle hecho una foto pero me hizo llegar a casa sonriendo. En ocasiones, en lo más sencillo, encontramos el mensaje más profundo.


Hay dos espacios que también me fascinan de los veranos. El antes y el después del agua en una piscina. Es algo que de una manera u otra hemos vivido todos en muy diversos lugares y circunstancias. Sabes que paso por delante de la piscina de Can Dragó cuando corro. Las veces que he ido temprano, antes de que abran, el agua tiene ese compás de espera. El sol que empieza a caer cada vez con más intención va dejando un reflejo interesante. Todo el mundo dentro del recinto se mueve con suavidad, como fruto de un respeto mágico por el agua y el silencio que observan y aguardan. Los aspersores de riego suenan como grillos de fondo. Es probable que no sea más que sueño. 
El otro momento es cuando salgo a correr tarde y la piscina está ya cerrada al público. El agua es entonces el descanso del guerrero, los restos de la marea, un movimiento que busca el reposo, la paz. Una tregua con los cuerpos ajenos que invadirán al día siguiente de nuevo la intimidad. Pensar cosas así me ayuda a correr. Escribirlas y reinventar una realidad me divierte mientras corro. Escribir mientras se corre. Pensar en las sensaciones del agua como propias. Crearme una metáfora de agua para mi vida: lanzar una piedra a mi reflejo y esperar a que el agua se calme para mostrarme diferente, saber que ya no soy el mismo. Escribí algo así no hace mucho. Pero hoy por causalidad o casualidad vino a mi este poema de la grandísima Chantal Maillard:
  De su libro "Hainuwele"-: 

Todos tienen algún objeto precioso que ofrecer...

Todos tienen algún objeto precioso que ofrecer:
un cuenco de agua negra en que mirarse,
la piel recién curtida de un leopardo,
un hijo o un potro amado por los vientos.
Pero yo nada tengo:
cuando quiero mostrar tu reflejo en mis manos
te pierdo, y otra noche infinita
comienza, pues al perderte ni siquiera yo
me pertenezco.



Es verdad que cada vez más siento respeto por el agua. Transmisora de información, de vibración.

Desde que viera un documental y leyera un libro de Masaru Emoto mi relación con el agua ha cambiado. Este científico japonés fotografiaba el agua después de congelarla y comparaba su cristalización en función de las frases o músicas a las que había estado expuesta. Los resultados son sorprendentes. Te invito a verlo. Como aprendizaje saqué que es importantísimo la manera que hablamos de nosotros y de lo que nos rodea, de nuestro mundo. Nuestro cuerpo, formado por más de un ochenta por ciento de agua, transmite la vibración de lo que decimos, de lo que pensamos. De ahí la importancia de detenerse a escuchar cómo hablamos y evitar en la medida de lo posible, esas frases que nos autolimitan, nos encarcelan, y nos proyectan como algo que no queremos ser. El lenguaje es una herramienta maravillosa que encierra algunas trampas. Como en todo lo que hacemos, conviene estar despierto, participar de la lengua. Decir pensando. Pensar lo que se dice. Somos como nos contamos. Respirar conscientemente te devuelve el cuerpo. Hablar conscientemente te ayuda a quererte mejor.

Espero tu próxima carta el primer jueves de septiembre. Acumularemos kilómetros en agosto y volveremos a la carga con nuevas experiencias vividas. Tengo ganas de ir al sur. Allá vuelvo a lugares que no tiene espacio físico. Son esos lugares asociados a un sabor, a un recuerdo infantil. La luz, los olores, los sabores. Cambia todo en el sur. Mi tío desde la infancia sigue inventándose noticias de un periódico que sostiene y no sabe leer, y me cuenta historias de riadas e inundaciones, para acabar diciendo “conocí y pude contar”, que sin duda será el título de algún libro mío.

Miro rápidamente atrás. Estas 15 cartas, estos 14 km ya corridos. Te agradezco que propusieras hacer algo y celebro que lo convirtiéramos en esto. Para el 2015 creo que me propondré hacer una carrera pequeña, de esas de 5 km o así. El otro día se me pasó por la cabeza la satisfacción de hacerlo porque implica preparación y constancia. Es buena señal. Veamos que sucede. Septiembre esta lleno de retos: empezar a poner en marcha todo lo que estoy aprendiendo de fotografíaterapéutica. Tengo dos nuevos proyectos en mente: uno tiene que ver con la visualización de la mujer en la sociedad (cuento contigo para este proyecto) y otro con una revisión, 20 años después, del barrio de Torre baró a través de fotografiar a educadores y los que fueran niños para ver en qué momento está el barrio, los chavales y nosotros. Ya te iré contando. 
Disfruta del verano y espero leerte muy pronto. Descansa, entrena y disfruta de esa buena compañía a tu alrdedor.


Un abrazo


Ventu

miércoles, 23 de julio de 2014

Carta 14. Km 13. ¿POR QUÉ NOS CUESTA TANTO?


Hi Ventu,
Cuando leas esta carta ya llevaré días en EEUU. Espero que el cartero cruce el "charco"  en buena dirección, no olvidemos el accidente de Colón. Me alegro que disfrutaras en el concierto  (hace muchísimos años que no te oigo tocar en directo!) y me alegra saber que visitarás una tierra tan maravillosa como es Extremadura, algo más que nos une ya que mis abuelos y padres son de allí.

Sé que adoras a tus sobrinos como yo lo hago. Me hablas de "perder el asombro" y es una cosa que nos puede pasar cuando nos hacemos adultos. ¡Cómo se asombran los niños, qué mágica sensación de intensa vivencia! Hace pocos días  uno de mis sobrinos me preguntaba porque me gustaba viajar tanto. Yo le contesté: para aprender muchas cosas. Él extrañado me miraba y me dijo: pero si eres profesora, ya sabes muchas cosas , además yo aprendo también mucho aquí...quédate… :( quizás tiene razón, quizás no hay que ir muy lejos, hay que aprender a vivir la vida sincrónicamente, en cada momento, sin dejar pasar una oportunidad, sin esperar oportunidades especiales para hacerlo…¿Por qué nos cuesta tanto?

Instalada ya en San Francisco, lo que será mi hogar intento disfrutar de todo lo que me ofrece la cuarta  ciudad más grande de California y la más europea de las urbes estadounidenses. El conocer la ciudad me permite no tener la urgencia de visitar todo sino de "vivir" el día a día. Me quedo estos días con los runnings matutinos por diferentes parques de la ciudad, las lecturas deliciosas delante de grandes cafés y la visita a la universidad.
Yo soy una emoradiza de los campus universitarios, del ambiente de estudio que se vive en ellos, de sus magníficas bibliotecas. ¿Por qué San Francisco este año? La excusa correr su maratón, promocionar el libro Femenino sin Límites y practicar inglés. La razón encubierta visitar la Universidad de Stanford y descubrir sus doctorados, su organización y lo que venga... Como ya te he dicho en otras cartas he empezado el camino hacia mi doctorado en psicología y educación. Mi idea inicial es investigar sobre la superdotación, la talentía y la creatividad y EEUU es un país avanzado en el trato de estos temas. Yo estoy abierta a todo aprendizaje y oportunidad. También asistiré  a la clausura de "Imagine 2014" que consiste en la exposición de unos proyectos basados en la innovación en diferentes campos (tecnología, educación, diseño..) realizados en Silicon Valley liderado por un catalán emprendedor que se llama Xavier Verdaguer, espero aprender también muchísimo, inspirarme con ellos y aplicar lo  aprendido a la vuelta.
El 27 de Julio estaremos corriendo por las calles de esta ciudad. La semana previa a una maratón es una semana extraña. Es la semana que se denomina de "tapering". Es el periodo de adaptación a la competición para ayudar a mejorar el rendimiento el día D. Desde el lunes vas bajando la intensidad y duración de los entrenos. El objetivo es tener el cuerpo despierto pero a la vez que pueda ir recuperándose del esfuerzo y la acumulación de tantos kilómetros acumulados en las últimas semanas y meses. Es una semana donde los hábitos aquieren una gran importancia. Yo el miércoles corro 50', jueves y viernes descanso activo, el sábado 25' suaves y el domingo toca demostrar todo lo trabajado.
Otros factores que tengo en cuenta es no descuidar la hidratación para cuidar los músculos e evitar los calambres y el aumento de la ingesta de hidratos desde el jueves hasta el domingo.  Este aspecto me cuesta bastante ya que no soy una gran amante de la pasta y el arroz. Los primeros días de la semana intento vaciar el cuerpo de hidratos,  para hacer una limpieza de los depósitos del cuerpo. Es una semana que se hace algo larga, pero la intención es mimar al cuerpo para que tenga ganas de correr un largo rato.

En esta ciudad el running también está en auge. Yo también me fijo como tú cómo corre la gente, analizo la forma de dar la zancada y la postura. También me llama la atención las camisetas que los corredores eligen para sus entrenos. Muchas recuerdan retos que tienen en mente o ya conseguidos, retos futuros...Yo desde que empecé a correr maratones todas las he corrido con la misma camiseta. La mimo y solo sale a pasear en días muy señalados...ya está preparada. 

Me presto voluntaria a organizar una carrera de poetas y escritores y me pongo a imaginar: Cervantes tendría un correr desgarbado y patoso, Shakespeare apasionado y enamoradizo, Valle-Inclán llevando la contraria a la organización del evento hasta causar el escándolo y la gran Ana María Matute un correr elegante y tímido...

Debo decirte y no puedo mentirte en esto que como psicóloga determino que el "virus del running" ya está dentro de tu cuerpo. Si cuando piensas en las vacaciones piensas en dónde ir a correr...esto es grave. El segundo paso es que en tu maleta los "gadgets" y ropa deportiva ocupe más lugar que lo demás...te avanzo que llegará.

Te agradezco tus ánimos para la maratón. Intentaré disfrutarla y padecer lo mínimo o lo máximo para llegar a ser "finisher"...los nervios afloran en el estómago...pero son sensaciones positivas.

Mis mejores deseos para estas vacaciones, aunque espero tu carta en este lejano país americano, me hará ilusión tener noticias desde "casa". Me despido con Juan Ramón Jiménez y su luna...al cielo miraremos y en ella coincidiremos.

Alegría Nocturna
¡Allá va el olor
de la rosa!
¡Cójelo en tu sinrazón!
¡Allá va la luz
de la luna!
¡Cójela en tu plenitud!
¡Allá va el cantar
del arroyo!
                                                          ¡Cójelo en tu libertad!




domingo, 20 de julio de 2014

New post: Y es que las palabras importan...

Y es que las palabras importan…y mucho. Las mujeres tendemos a ser más sensibles al feedback negativo de nuestros familiares, parejas o compañeros de trabajo porque lo interiorizamos y a veces nos vemos a nosotras mismas como los demás nos perciben. Los hombres son capaces de ser más seguros a pesar que reciban críticas negativas, aunque con esto no quiero decir que no sufran o se preocupen menos, pero tienen la capacidad de gestionarlo de forma diferente.
Las palabras importan: importa el tono, la fuerza al pronunciarlas, el gesto que hay detrás de ellas…
Las mujeres somos más innatas y tendemos a ir más allá...a interpretar, y a veces nos equivocamos, otras veces no.
¿Qué pasaría si todo el mundo fuera más sensible a este tema y tuviese la capacidad de saber cómo decir las cosas? ¡Todo sería más sencillo, seguro! A los niños les enseñamos "expresión oral" en el colegio. Damos importancia al orden de la frase, a la ampliación de vocabulario, a saberse expresar correctamente en diferentes registros, a la entonación...y muchas veces olvidamos explicar que una palabra es una herramienta fundamental para expresar sentimientos y necesidades, para demandar pero que también puede dañar profundamente.
Pido que apliquen esta reflexión los políticos que dicen que de ha acabado la crisis mientras hay colas en los comedores sociales, que se apliquen la reflexión los que dicen que ya todo va bien mientras hay muchos niños y jóvenes que se quedan sin colonias o vacaciones porque no hay dinero en casa ni para comprar los alimentos básicos, pido que en las tertulias radiofónicas no griten, respeten el turno y no frivolicen con temas que pueden doler y mucho
Yo también me lo aplicaré, hagámoslo todos. Buena semna a tod@s!

New Post: Trabajar por los sueños

Te enteras de la fecha muchos meses antes y te imaginas corriendo la maratón en una ciudad que te gusta pero en la otra punta del mundo. Te preguntas: ¿y por qué no? Sonries en silencio, sola, te parece una locura. En pocos momentos encuentras muchas ventajas de tu elección, buscas aliados y posibilidades, haces la inscripción y te dices: Ya no hay vuelta atrás…
La vida es un avanzar continuo, es arriesgarse, ilusionarse, trabajar por un sueño…7days…

jueves, 17 de julio de 2014

Post del viernes: En casa emerge el otro YO

Al llegar a casa lo primero que hago es quitarme el reloj, ponerme cómoda y en zapatillas. Me educaron así y así lo sigo haciendo... actos que me hacen sentir segura.
Me gusta llegar y entrar en silencio, notar que ya me esperan, decir "ja estic aquí", dejar las llaves donde siempre, preguntar como ha ido el día; me sereno, me hace destensarme, respirar profundamente.
 Cuando nos quitamos la corbata, el traje de trabajo aparece un yo más genuino, casi podría decir el más original, el más casto y pueril…supongo que todo está dentro de nuestro cerebro, no puede ser de otra manera.

Es curioso pero cuando decidí cambiarme de piso , cuando entré en el que vivo en estos momentos algo dentro de mí me dijo que era donde quería vivir. Parecerá extraño pero sentí que no tenía que mirar ninguno más. Sí,  una serenidad invadió me corazón. Sentirse en un estado "YO" me gusta, lo necesito, lo necesitan los que están a nuestro alrededor

Soy una persona que me cuesta mucho relajarme, parar, estar sin hacer nada. Una vez intenté hacer yoga, duré 2 clases, el profesor agradeció que buscase otra forma de relajarme (creo que ponía nerviosos a los demás), las bambas y el running me permiten hacerlo, de otra manera, acumulando kilómetros. Con los años he aprendido que mi hiperactividad cerebral puede estresar a los demás, por eso he modificado algunas de mis conductas. A la mente y a su dueña nos cuesta, nos cuesta mucho.

Hay otros momentos que me permiten ser más YO y esto me sucede cuando estoy con los amigos más cercanos. Aparece una Iolanda más emocional y no tan racional, una Iolanda que no le da miedo hablar más desde el sentimiento que desde la descripción de los hechos. Supongo que a todo el mundo le pasa y cuando estás fuera de casa o lejos de estos protectores emocionales  lo  hechas a faltar.

Hoy doy gracias por tener una casa que me regala estos momentos de paz y por esos protectores que no me cuestionan qué hago sino qué siento…otra vez acabo la semana eternamente agradecida por lo que recibo…espero merecerlo…
Buen fin de semana a tod@s!

BAJO LOS PIES: Carta 13. Km 12. “Luna: tú no estás cansada de girar al mismo mundo”


Hola Iolanda!
A este ritmo nuestro semanal llegamos a la carta número 13. Es el km 12. Ambos números me traen a la memoria algo que leí sobre otro ciclo del tiempo: los ciclos de la luna. Nuestro calendario lunar se basa en 12 lunas, pero otros calendarios, como el olmeca o el maya, se basan en el número 13. Este ciclo simboliza la transformación del ser humano. Los olmecas le llamaban el apostolado, y el camino o sendero de la luna donde estaba el secreto de los nueve caminos del inframundo, y cómo acceder a ellos para lograr la transformación espiritual. Ser caminante de dos mundos, el camino de la vida eterna, el despertar de la conciencia. Siempre la luna tan presente en nuestros procesos vitales regulando nuestras mareas personales. Camarón cantaba por bulerías aquello de “luna, ¿tú no estás cansada de girar al mismo mundo?” y acaba diciendo que aquello de que “ná es eterno”. Un sabio.



Este fin de semana estuvimos tocando con el grupo en un pueblo de Huesca, en Campo – muy cerca de Benabarre (seguro que este nombre nos es más familiar a ambos), junto a un río, en un festival solidario por el Sahara: Colour Rice Festival. Se pagaba la entrada en colores y arroz para enviar al Sahara. Después de tocar nosotros, siguieron tocando otro grupos hasta el amanecer. Hubo un momento en que pude conectar con la rotación de la tierra y el movimiento lunar. La luna que, horas antes estaba a la izquierda del escenario, ahora me sorprendía a la derecha, sobre el río, iluminando y reflejándose en él. Amaneció y el valle seguía ahí, como un anfiteatro natural. Una amiga de la zona comentaba que a ella no le sorprendía esa belleza. Yo le dije que aunque la mirada se acostumbre, eso no varía la belleza de las cosas, su verdadera esencia. Quizás, reflexionamos, hay que educar constantemente la mirada para que no deje nunca el asombro. Y claro, esto lo aplicamos a todo lo que vemos, sentimos, con quienes convivimos y compartimos valles. 

A parte de estar en la luna, pienso mucho en cómo corre la gente. Algo ya te habré dicho. Juego a ver maneras de ser reflejadas en la manera de moverse al correr. Aquel hombre que rondaba los sesenta pasó frente a mi a una velocidad envidiable. Se movía ligero y firme, aparentaba seguridad en lo que hacía, concentración, esfuerzo consciente. Yo envidié la fuerza y potencia de su cuerpo. Aquel otro chico, sin embargo, se movía descompasado, quizás desconfiando de sus posibilidades y probablemente malgastando una energía valiosísima. Aquella otra chica tenía un ritmo firme y seguro pero su rostro tenso y su mirada llevaban tristeza. Creo que yo también corro como soy. Voy despacio y he aprendido a economizar energía en el movimiento del cuerpo. Aprendo a correr de la misma manera en que se aprende a vivir de otra manera. Si don Antonio Machado hubiera sido runner, si se me permite la broma, hubiera escrito aquello de “se hace camino al correr”. Me cuesta imaginar al bueno de don Antonio corriendo a orillas del Duero. Pero tampoco me imaginaba a un servidor en tales circunstancias hace unos meses... Quizás habría que organizar una carrera de poetas, a ver qué pasa.



Corría el otro día pensando en los estados de ánimo. Hacía balance de mi manera de correr en función del estado anímico. No descubriré nada nuevo si digo que llegué a la conclusión de que el nerviosismo y la preocupación paralizan el cuerpo y bajan el rendimiento mental y físico. Son los días que menos he corrido. Sin embargo, el enfado y la alegría son motores muy diferentes, dos activos opuestos. Ambos generan una fuerza motor, movimiento.

Me preguntabas por el verano. Este verano mi Consejo de Ministros mental, en el último pleno, decidió aplicar una serie de medidas restrictivas en lo que a vacaciones se refiere. No le quisieron llamar recortes y prefirieron recurrir a eufemismos: reajustes, restricciones, freno a la inversión. Pero a la vez se decidió que uno puede cambiar de aires a lo low cost. Decidí que me iría a Extremadura, al pueblo de mis padres. La intención es cambiar de aires y seguir trabajando en el proyecto que traigo entre manos de fotografía terapéutica. Lo curioso es que cuando pensaba en ir ya pensaba por dónde iría a correr. Quién me ha visto y quién me ve! Hay un ermita a unos 3 o 4 km del pueblo que tiene una distancia perfecta para los km que estoy haciendo en la actualidad. Ahora estoy trabajando la motivación aumentando la carrera continua. Hasta ahora iba basándome en dar vueltas al circuito y parando. Ahora estoy motivado para ir aumentando la resistencia a correr más tiempo seguido. Poco a poco. 

Gracias por acordarte en la exposición del Tate Modern sobre “Sueño y poesía”. Londres es una ciudad apasionante. Junto a la modernidad, dinamismo, mezcla, recuerdo un rincón especial: el teatro “the glove”, donde se representaban las obras en época de Shakespeare. Recuerdo con mucho cariño aquella visita.



Te dejo una frase del mismo Shakespeare sobre el tiempo para despedirme. Espero que sigan bien tus entrenamientos y disfrutes del calor que ya va asomando.

Un abrazo Ventu

lunes, 14 de julio de 2014

New Post: NO hay sitio para Kilian Jornet, lo siento...

Fin de semana completo: final de la copa del mundo de futbol, últimos fichajes en la 1ª división, segunda, regional, últimas entradas en el Barça, las primeros entrenos de algunos equipos...y mientras Kilian Jornet compitiendo en EEUU corriendo sólo 160km, en 22h 41' , en una carrera con 20.722m de desnivel acumulado y subiendo hasta una cima de más de 4000m... Y cuando digo sólo lo digo indignada.
No porque sea Kilian, sino como análisis de cómo está organizada nuestra sociedad y nuestros medios de comunicación que sólo pueden dedicar un pequeño espacio en unos de los periódicos deportivos de más tirada de nuestra ciudad (el mismo espacio que dedican a un anuncio sobre apuestas deportivas o sobre un futuro fichaje de un regional) a uno de los deportistas más importantes del momento y que se convertirá en una leyenda en el Ultratrail.
No quiero caer en una simple comparación, reflexiono lo que veo detrás. ¿Cuántas horas entrena Kilian, cuánto tiempo dedica a su preparación física y psicológica? MUCHAS. ¿Podríamos comparar este esfuerzo al que hacen otros deportistas que cobran 10, 20, 30 veces más que él? NO
Afirmamos que nuestro jóvenes no se esfuerzan, prefieren una vida fácil, quieren ganar dinero sin esfuerzo…pero los adultos que les rodeamos ¿qué mensajes y modelos les ofrecemos? Esfuerzo, persistencia, confianza, coraje, determinación, colaboración, aprender de  los errores…valores necesarios para la vida que quizás hay que transmitir …pero que por ahora no se transmiten desde un campo de fútbol…
Bravo Kilian, bravo todos los trabajadores de muchos sectores que se dejan su piel en sus sueños…demos "especio" a lo que realmente es necesario…un propuesta fácil y accesible ¿no? En la prioridad está la clave.


domingo, 13 de julio de 2014

New Post: Cave ne cadas versus Carpe Diem

Reflexión dominguera-runnera de hoy: Cave ne cadas, "Cuida de no caer", de no equivocarte, mantén los pies en el suelo...Recordaba esta recomendación que me hacían hace unos días y a la que en el mismo momento que la recibía algo me decía que no quería aceptarla...y si lo haces ¿qué puede suceder? ¿que no te muevas, que no avances, qué te pierdas millones de cosas?
La queja, el desánimo, la pereza o el miedo son malos compañeros de viaje...y yo no me canso de hacer las maletas y probar...No intentar es no vivir...gracias pero no, me quedo con Carpe Diem...en la elección está la clave...

 “El mayor riesgo es no asumir ningún riesgo… En un mundo que cambia realmente rápido, la única estrategia en la que el fracaso está garantizado es no asumir riesgos”.
Mark Zuckerberg
Buena semana a tod@s!

jueves, 10 de julio de 2014

El post del viernes: Una sonrisa sin respuesta

La verdad es que la vida en compañía es mucho mejor. En los buenos y en los malos momentos, siempre. Es verdad que en ocasiones es necesario estar solos, a mi me gusta mucho. Son momentos para mirar hacia el interior, parar, reordenar.
Cuando las cosas no son como nos gustarían una palabra de alguien que te quiere te da aire, te libera, te ayuda a optimizar o priorizar…
Sigo viendo a la señora del banco que vive rodeada de bolsas. Como aún sigo corriendo a las 5.00am (espero pronto poder cambiar el horario) la veo en mis runnings matutinos. Ahora muchas veces la encuentro de pie, con una radio encendida. Yo que siempre voy acompañada por ella también me imagino que escuchamos las misma emisora, no sé, esto nos une un poco más. Cada mañana le sonrío, pero ella nunca me devuelve la sonrisa, yo lo seguiré haciendo. Su cara está más morena, las largas horas al sol le han teñido su piel pero sigue igual de abrigada. ¿Debe hablar con alguien durante el día?, ¿Debe tener familiares, amigos? …la vida en compañía es mucho más rica... Espero que ella tenga alguien cerca.
Ultimando los preparativos de mi viaje, casi todo el trabajo acabado, incluidos los 30km de la tirada larga que he querido hacer antes de que el 27 de julio toque volver a intentar una nueva maratón, la marathon de San Francisco.

Mucha gente me pregunta porqué dedicar tanto esfuerzo en la ayuda contra el cáncer, yo contesto que no hay explicación, hay sentimiento…Aquí os dejo la presentación de la Casa dels Xuklis, la casa que acoge niños enfermos de cáncer, sus familias, sus sueños y sus penas…así quien me pregunta podrá entender mejor porque quiero Construir un futuro mejor con ellos, para ellos, en compañía…
Buen fin de semana a tod@s!

miércoles, 9 de julio de 2014

BAJO LOS PIES: Carta 12: ORDENAR EL TIEMPO


Querido Ventu
Qué ganas tenía que llegase el verano, aunque espero con impacienca que suban las temperaturas. Cuando esto pasa, la gente se anima y está más feliz. Yo soy de esas personas que le cuesta meterse en el mar, siempre lo encuentro frío, siempre les digo a los peques de casa: espera, 5 minutos …y me voy concienciando. Mi madre me explica que cuando era una niña lloraba por tener que salir de él…las cosas cambian.

Tienes razón cuando afirmas que el ser humano piensa en ciclos. Tendimos a ordenar el tiempo, a limitarlo, a organizarlo…aunque a veces olvidamos que no todos tenemos las mismas necesidades ni las mismas percepciones. Cuando decimos a alguien: ¡Espera! y está a punto de saltar; cuando exclamamos: ¡No te preocupes, ya llegará! a alguien que está ansioso por un reencuentro…a veces perdemos "la sensibilidad temporal".

Me uno a ti  cuando afirmas que la pobreza siempre es incómoda, siempre lo es. La pobreza molesta, incomoda, es desagradable. En las últimas semanas he podido colaborar con mis alumnos en una campaña titulada "La fan no fa vacances" (El hambre no hace vacaciones). El lema de la campaña lo encontré genial, igual que triste. Animamos a los niños y familias a traer alimentos para ayudar a familias que no están pasando una buena situación y que tendrán un verano complicado. Cuando veía los paquetes de alimentos que íbamos acumulando me acordaba cuando hace ya unos años, juntos, preparábamos actividades y colonias para los niños de Ciudad Meridiana y Torrebaró, ¿te acuerdas? ¡Cuánta ilusión y horas de preparación dedicábamos! Nos daba igual las horas  gastadas pensando cómo hacer disfrutar a los peques , los esfuerzos, …fue una gran escuela de aprendizaje. Aunque a veces pienso que convivimos con mucha pobreza, con muchos problemas que a nuestra edad no éramos capaces de analizar por lo complicado que eran…quizás si lo hubiésemos hecho, no hubiésemos conseguido tanto como hicimos. Es verdad, hay que mojarse, como tú dices y mucho por causas que nos hagan más humanos y más hermanos.

Sí, no puedo negarte que estoy cansada. Ha sido un año muy intenso por el trabajo realizado en la escuela, por la promoción del libro y la búsqueda de recursos para la lucha contra el cáncer (ya hemos conseguido 10.000 euros para conseguir que el cáncer llegue a ser una enfermedad curable en todos los casos), mis clases de inglés (como profe y alumna), el doctorado, el trabajo hecho en el proyecto El Deporte en Femenino…pero estoy feliz por todo lo intentado, por lo conseguido y por los errores que me han hecho reaccionar más de una vez. En la mente San Francisco,  por su maratón y todo lo que podré hacer allí, ya te contaré un poco más adelante. Y tú, ¿seguirás corriendo no? Porqué te estaré controlando de cerca…¿Qué te depara el verano?


A mi me gusta mucho viajar a Estados Unidos. Hace más de 20 años que estuve en NY por primera vez y releer a Lorca me translada a mis primeros paseos por Manhattan. Con un inglés débil y pueril descubría cada rincón, temerosa y emocionada. Es una ciudad que he visitado en muchas ocasiones, que me sigue impresionando y correr por el Central Park…que te voy a contar. El verano pasado pude volver allí unas semanas y cada mañana corría en él. ¡Era uno de los mejores momentos del día!

La ciudad de San Francisco también la conozco, esta será la cuarta vez que estoy allí, una ciudad muy diferente a la primera, es mucho más europea. Correr su maratón me hace una ilusión especial. No puedo negarte que las piernas notan los km acumulados durante el curso y alguna que otra molestia muscular, pero seguimos adelante, no pienso tirar la toalla. Hoy ha tocado correr lo que en la prepración de una maratón se llama "la tirada larga", esto supone correr 30km. Lo he disfrutado, trabajado, sufrido y me siento contenta por haberlo conseguido. Sé lo que cuesta correr cuando el cuerpo no te sigue, pero Ventu, siempre piensa que tu cabeza te llevará hasta donde quieras llegar, recuerda, ya vamos por el kilómotro 12! ¿Quién nos lo iba a decir, no?

Me despido con un regalo. Hace dos semana pude viajar a Londres para promocionar mi libro y participar en un acto para recoger fondos para la investigación de la leucemia infantil en el Hyde Park. Por la tarde puede visitar en la Tate Modern (es el nombre por el que se conoce el Museo Nacional Británico de Arte Moderno)  una exposición que hablaba de poesía y sueños…mi mente voló hacia tu persona...te animo y deseo que nos sigas regalando maravillosas lecturas que nos hagan seguir soñando en un vida rica de buenos momentos...

Tu lectora, amiga y runner
Iolanda López

New Post: Tres sencillos consejos

Poco más que decir…seguimos...

domingo, 6 de julio de 2014

New post: Haciendo números...10.000 mil!

Hoy toca hacer números y dar las gracias. Desde que empezó la aventura de "Femenino sin Límites" en el año 2011 hemos podido conseguir más de 10.000 euros para la lucha contra el Cáncer (Cáncer infantil y leucemia), colaborando con la Casa dels Xuklis www.lacasadelsxuklis.org y la Fundación Josep Carreres www.fcarreras.org. Me encantaría poder escribir que la cifra es 10 mil veces más grande...pero la verdad es que estoy orgullosa de todo lo que hemos conseguido. Y lo escribo en plural porque yo sola NUNCA podría haberlo conseguido. ¡Gracias a todos los que han confiado en los diferentes proyectos y iniciativas, gracias por todos los ánimos, gracias a las que han comprado el libro "Femenino sin Límites, mucho más que una maratón" de la Ed. Plataforma, gracias a las que han hecho difusión (personas individuales, radios, premsa...).
Iniciamos la primera aventura junto a Josef Ajram, al que estaré toda mi vida agradecida, con el blog http://mujerescontrajosefajram.blogspot.com.es y este se transformó en uno más personal, Femenino sin Límites, en el que escribo semanalmente. Yo sólo me tuve que convertir en maratoniana y triatleta, sólo.
En la vida, cuando damos recibimos y por ello invito a todo el mundo a hacerlo...¡Qué mundo tan maravilloso podremos llegar a crear!
Yo sigo con lo mío, porque hay mucho por hacer . Toca  "coger aire" para seguir con más fuerza, con energía renovada...corriendo y promocionando para seguir recogiendo dinero ...aunque sé que muy pronto no deberemos hacerlo porque el Cáncer será una enfermedad curable en TODOS los casos!
Por un mundo mejor...


jueves, 3 de julio de 2014

Post del viernes: TRANSFORMED VISIONS


Llega el viernes y con él una reflexión. Visitando la Tate Modern de Londres el fin de semana pasado, visité una exposición titulada "Transformed visions"... ¿Podemos cambiar la visión que tenemos sobre las cosas? ¿Podemos transformar nuestras visiones, percepciones o creencias? Mi respuesta es sí, no es necesario ningún debate para afirmar que la transformación es posible, a veces con mucho esfuerzo, pero puede llegar a ser real. ¿Cómo? Sin poner la fuerza es demostrar sinó en priorizar qué nos va a permitir el cambio.
Es posible pero necesitamos conocer nuevas cosas, optar, discriminar y después actuar. Si seguimos sentados, teniendo los mismos pensamientos de siempre, será muy difícil, yo creo que imposible. Tenemos que sentirnos preparados, asumir nuestra responsabilidad (los demás no tienen la culpa de todo!), sentirnos seguros y capacitados para llevarlo a cabo con éxito y ...SALTAR.
Se trata de ser uno mismo y de actuar como uno cree que debe hacerlo, no según lo estereotipos marcados o lo que esperan los demás. Sin copiar a nadie, pero sí aprendiendo de los que lo han conseguido. Adoptar un estilo más abierto, con un enfoque más humano y prestar atención a todo lo que somos capaces de hacer. ¡Por qué es mucho!
Fiarnos más de la intuición para detectar aquello que no va bien, con sensibilidad para abordarlo y siendo valientes para encontrar la solución más conveniente.
No preocuparse por lo que vendrá, sino por lo que tenemos delante....¿Cuesta? Sí, ¿Se puede? Sí...que cada uno elija qué quiere transfomar...yo empiezo a hacer mi lista...Buen fin de semana a tod@s!


BAJO LOS PIES: Carta 11. Km 10. “Odian la flecha sin cuerpo”

Querida Iolanda!
Solsticio de verano. El sol en lo más alto. La tierra se inclina ante el astro rey para recibir su máxima luz. Sin embargo llega la noche más larga. El fuego en las hogueras purifica nuestras almas. Es momento de reflexión en el calendario. Quemamos las hojas del almanaque corporal, repasamos lo hecho, tomamos nota de aciertos y errores, para re-conducir después del descanso del guerrero, del cansancio de la guerrera.

Es curioso cómo ordenamos el tiempo en ciclos. Me viene a la cabeza cuando decidíamos el momento ideal para que una niña volviera a su casa estando trabajando en el centro de menores. Nuestra mente cíclica, estacional, pensaba en el periodo vacacional, pensábamos estacionalmente y aquel asesor que vino a orientar el proceso nos hizo ver que daba igual cuándo si ella estaba preparada. Los adultos pensábamos en ciclos y los niños se limitaban a vivir los días porque sus problemas no entendían de temporalidades.

En este sentido estacional me llama mucho la atención las noticias sobre los comedores abiertos durante el verano. El debate lo focalizan en si darle publicidad o no, si la pobreza debe ser visible o no, si incomoda o nos la trae al pairo. ¿quién va, de una vez por todas, a encarar los problemas con humanidad? ¿qué nos impide transformar la sociedad en algo más justo? ¿Qué gen ha mutado hacia la ceguera crónica, hacia el acomodo? Los telediarios nos convierten en cierto modo en expectadores de la vida. Vemos al realidad desde casa y eso nos permite estar fuera cuando lo deseamos. Ahora, con un sms, podemos salvar vidas desde casa. No es una crítica. Me parecen muy inteligentes quienes a sabiendas de la comodidad en la que vivimos usa estos recursos para poder llevar adelante sus proyectos -adaptación al medio- pero el cambio verdadero es otra cosa, implica movimiento y tiempo. Tendríamos que mojarnos, que para eso es verano. Yo el primero.

Y hablando de mojarse, es la hora del primer baño, de la primera inmersión en el mar tan purificadora siempre. Simbólicamente el baño en el mar desaloja malas energías y tiene esa función de limpieza y renovación. Como el fuego.
Ahora te tocará descansar merecidamente. Y claro, tú eres de las que descansa corriendo marathones. San Francisco te espera en poco más de veinte días. Cuántas veces habrás estado ya corriendo en sus calles en estas jornadas de entrenamiento, proyectando sensaciones. Me gusta mucho eso que cuentas de que algunos entrenamientos difíciles en estos días te servirán para entonces. Nos pasa a menudo, en esta sociedad de la inmediatez, que somos poco dados a la inversión. Nos cuesta esforzarnos para un resultado que no sea inmediato. En procesos largos de cambio – esas otras marathones- hay días duros cuyo resultado se aprecia meses después.



No he estado en Estados Unidos. Quiero recorrer algún día el Nueva York que vio Federico García Lorca, el de Juan Ramón Jiménez. Además, ahora que la marathon de Nueva York tiene el premio Príncipe de Asturias. Me detengo en la escritura y voy a la estantería. Cojo uno de mis libros preferidos, uno de mis tesoros personales, el Epistolario Completo de Lorca de Cátedra a cargo de Anderson y Maurer. Busco las cartas que desde Nueva York escribiera Lorca en el 29, año de otra de las grandes crisis, y las releo:

{Nueva York}8 de agosto {1929}

“Queridísimos padres y hermanos: Van pasando mis días neoyorquinos con gran serenidad y yo creo que con buen aprovechamiento. Empiezo a entender algo (muy poco), pero voy traduciendo y creo que daré al fin la battala al inglés.

También empiezo a escribir, y creo que cosas que valen la pena; ahora bien, que desde luego no quiero publicitar nada hasta que estén bien acabadas y hechas. Son poemas típicamente norteamericanos, con asunto de negros casi todos ellos. Creo que llevaré a España dos libros por lo menos (…) Me interesa mucho Nueva York y creo que podré dar una nota nueva, no sólo en la poesía española sino en la que gira alrededor de estos motivos.”
y como no puede ser de otra manera releo el poema “Los negros”. Norma y paraíso de los negros:
(…) odian la flecha sin cuerpo / el pañuelo exacto de la despedida / la aguja que mantiene presión y rosa / en el gramíneo rumor de la sonrisa (...)
Y ya después de esto, poco puedo seguir escribiendo. Sólo decirte que voy a tener que cambiar la periodicidad de las cartas. Salgo a correr más veces la semana que me toca responder a mi. Supongo que estoy más conectado con las sensaciones. Estoy condenado a no dejar de escribirte cartas. La semana pasada, por diferentes motivos, salí a correr poco. Ayer mi cuerpo era un armario empotadro con piernas. Se movía con pesadez y una bisagra gigante se alojaba en mis riñones. Fue duro completar una primera vuelta al circuito. Ya en la segunda, el cuerpo entra en calor y la musculatura adopta formas cómodas, el oxígeno de la respiración completa su circulación y llega hasta las piernas. Entonces se empieza a sudar, se oyen los gritos de los niños que están en la piscina del barrio, se sabe que es verano.

Un abrazo y felices entrenamientos.
Ventura Camacho