jueves, 17 de mayo de 2018

El post del Viernes: Nueva aplicación de móvil MERAKI para enchufarse a la VIDA

 El otro día escuchaba la palabra "Meraki" en la radio y descubrí que su significado en griego moderno significa "hacer algo con amor y creatividad poniendo el alma en ello". Precioso vocablo que no tiene traducción en nuestro idioma.

Volviendo a pensar en su significado... "hacer algo con amor y creatividad poniendo el alma en ello" ¿no trata la vida de esto?  ¿no tendríamos que hacer todo lo que hacemos con amor y ganas de innovar? Descubrir que somos lo que somos y somos lo que queramos ser. Sentirnos atraídos sobre algo y acercarnos lentamente para ir descubriendo y aprender y no dejar de aprender sin cansarse a hacerlo, disfrutando, y si se puede, haciendo disfrutar a los demás.

En el proceso tendríamos que aprender a ser conscientes de cómo evolucionamos, valorando la experiencia para llegar a sentirnos completos por el aprendizaje realizado y sentirnos bien, casi repletos por lo mucho avanzado. Hacer algo con amor poniendo el alma en ello es sentir por momentos que no necesitas nada más por unos instantes, eso se transforma en un profundo disfrutar. A mi, en ocasiones, me ocurre y la felicidad que siento es absoluta. Te pones a ello y es como si el tiempo se parase, como si nada más existiera y te sientes relajada, animada e inmensamente feliz. No es necesario que para hacerlo hagas una actividad especial ni enormemente complicada, estos momentos "Meraki" cobran vida a través de ver a un niño dando sus primeros pasos, con la lectura de un libro, observando un paisaje o corriendo mientras que sale el sol.

Pero ¿Cuántas veces nos sentimos así? ¿Cuántas veces al mes, a la semana, al día? Tendría que invertarse una aplicación del móvil que detectase cuándo hacemos algo con amor y gozando y cuando esto pasase acumular "minutos de vida". Cuando te bajases la aplicación  MERAKI (gratuita por su puesto y apta para todos los públicos), aparecería en la pantalla una batería vacía. Consistiría en ir llenándola de energía y esto sucedería únicamente en los momentos que estuviésemos viviendo un momento  "Meraki". ¿Quién se negaría a bajársela? ¿Quién no se esforzaría a recargarla? La aplicación sería personal e  imposible de manipular... porque ¿quién podría hacer por ti algo que se lleva en el alma?



Esto sería como "enchufarse" a la vida, con 100.000 voltios. Estoy convencida que todo cambiaría de color e intensidad. Viviríamos conectados con nosotros mismos y no únicamente con los demás, disfrutaríamos, sabríamos deleitarnos comiendo un plato de verdura o mirando una puesta de sol...¡qué maravillosa manera de sentirse planamente vivos!

Por un fin de semana repleto de "momentos Meraki" para tod@s!


lunes, 14 de mayo de 2018

La Foto del Martes: Todo es incompleto, inexistente...



                                       La ola ya es por sí misma OLA, 
                                       única y brava pero no es el MAR. 
El mar es algo inmenso, sobrecogedor
                                    pero el mar sin la ola dejaría de ser MAR
                                    sería incompleto, inexistente.


   Más allá de la Gran Ola.
Katsushika Hokusai
British Museum

jueves, 10 de mayo de 2018

Post del Viernes: PERMANECER

Photo by Mihn Triét

Y de eso se trata: de PERMANECER. Sólo es eso. Permanecer en lo que somos, en lo que sentimos, en lo que nos entregamos...

PERMANECER...

5 meses, más de 150 días utilizando el ordenador, trabajando, investigando, escribiendo y viajando sin un día de desconexión ...El fin de semana pasado asistí de nuevo a un curso que sigue ampliando mi  formación en meditación, yoga y el cultivo del silencio. Este hecho me ha permitido percatarme del inmenso tiempo invertido, de lo mucho avanzado y disfrutado pero también del gran desgaste personal que me ha supuesto. Y no hago esta reflexión desde la queja, únicamente lo constato. Lo valoro con gratitud por lo mucho que he podido investigar y descubrir, por convertirse en un periodo de intenso aprendizaje y proceso creativo de un proyecto, que si ve la luz, será el inicio de muchos otros. Esto me ha absorbido y exprimido pero cada vez que llegaba el cansancio, el desánimo y a veces las ganas de abandonar...aparecía  la ilusión porque algo dentro de mi siente que es un gran proyecto y esto supera toda duda o dubitación. 
Parar, respirar, meditar, estirar el cuerpo, intentar poner la mente en blanco me ha permitido reflexionar  sobre lo mucho que me entrego en lo que creo y siento, mi capacidad de entrega y  sacrificio. La verdad es que en este periodo he tenido la gran suerte de estar acompañada por un gran equipo de trabajo que cree en lo que haces y dices, que sueña contigo, que se emociona como lo haces tú y esto no tiene precio.

También he pensado sobre la importancia de:

- saber parar y descansar.
- permitirte respirar hasta que sientas el aire muy adentro.
- saber reformular.
- aprender a bajar la guardia y dejarse llevar en momentos para desbloquear tensiones.
- sentir el placer de únicamente estar sin hacer.
- saber cada día mejor quién eres y qué quieres.
- sentir y descubrir lo que te gusta o te molesta.
- saber escuchar a quien tienen algo que decir.
- permitirse anhelar
- darse cuenta que algunas palabras, según en el contexto que se pronuncian o quién lo hace, adquieren un valor u otro. 
- seguir y seguir, siempre con esperanza aunque haya cierto temor.

Ahora toca esperar y confiar que muchas más personas crean en el trabajo realizado, que puedan emocionarse con él y apuesten  como una gran oportunidad para dar un gran paso ...no puedo explicar más. Toca seguir trabajando transcendiendo cada instante, atendiendo a otros muchos proyectos e iniciando paralelamente otros, vivir sin forzar,  sin luchar pero sin dejarse desviar, aprender que la importancia de la profundidad en la vida es sentir que todo vuelve a estar por hacer.

Buen fin de semana lleno de grandes oportunidades para tod@s!

lunes, 7 de mayo de 2018

La Foto del Martes: Bailando como si nadie nos viera...

Bailando como si nadie nos viera,

sin miedo a la crítica o la burla,
abriéndose a la realidad con entusiasmo,
cultivando la humildad que lleva a aceptarse a sí mismo y a los demás.

Fomentar el amor y el respeto,
sin dejar de bailar,
porque al que no le guste o no lo entienda
¿qué importancia tiene?
SIGAMOS BAILANDO...


jueves, 3 de mayo de 2018

Post del Viernes: Saltar una vez más...

Esta semana he tenido una conversación con una persona cercana que me decía que estaba muy cansada, que el día a día se le hacía duro y pesado. Intentaba sentir dentro de mi esta sensación de dureza existencial. En esos momentos parece que se apaga un poco nuestra luz, desaparecen parte de nuestras fuerzas y ves mermadas las posibilidades ...¿quién no se ha sentido así alguna vez?

Dicen que los que se atreven a parar, cambiar lo que se crea necesario y volver a comenzar al hacerlo se sienten libres, mucho más ligeros. En este proceso se recuperan  los colores, aparecen las ganas de volver a descubrir, de crear, de atreverse una vez más. Pero únicamente sucede cuando somos capaces de encontrarnos con lo que somos y lo que hacemos, mirando hacia el interior para descubrir esas ganas de vivir que en otras ocasiones nos llenaba, nos ilusionaba y nos hacía persistentes y valientes. Partir de la aceptación del momento y echarse a volar...de eso quizás se trata.

Riamos, sólo desde el presente, desde el ahora, no desde el ayer y el mañana.  Compartamos con los demás  estos momentos, encontrando palabras que nos curen y la luz que nos ilumine el camino, aunque ahora parezca empinado o costoso. Lloremos juntos si hace falta, sin escondernos tras ninguna imagen, sin querer destacar ni tener el control, sin sentirnos superiores o inferiores...porque siempre queda fuerza, siempre, siempre, y más aún si se une con la de otro ser que está ahí, en silencio, queriendo con locura, porque si estamos juntos todo coge forma, sentido. He descubierto que una mirada, un abrazo, un beso, unas palabras no tienen precio si van cargadas de verdad...qué mejor que utilizarlas cuando creemos que es necesario...

Para él y para todos los que se sienten o nos hemos podido sentir así...  dedicada la nueva canción de Luz Casal "Volver a Comenzar" ...para que siempre nos atrevamos una vez y cada vez más.


lunes, 30 de abril de 2018

La FOTO del Martes: Dicen aquellos que NO CORREN...

Dicen que el correr es un deporte muy individualista.
Dicen que incita  la competitividad.
Dicen que los que corren están obsesionados por bajar sus marcas y no por disfrutar.
Dicen que es una moda más.
Dicen que correr es de cobardes.
Dicen que los que corren quieren conocer con obsesión sus límites.
Dicen, dicen, dicen...

DICE una corredora popular...que el CORRER...le permite...

Valorar el esfuerzo y no tanto el éxito.
Desarrollar hábitos de trabajo y esfuerzo.
Fomentar la iniciativa personal.
Alcanzar sus ilusiones y sueños.
Ser responsable con sus decisiones.
Fomentar el respeto hacia sí misma y hacia los demás.
Conocerse mejor.
Estar abierta a conocer nuevas posibilidades.
Cultivar la humildad.
Fomentar el respeto.
Armonizar trabajo y ocio.
Saber agradecer la propia realidad.
Pensar y encontrase con uno mismo.
Liderar proyectos solidarios.
Dicen, dicen dicen...


jueves, 26 de abril de 2018

Post del Viernes: El Ministerio de la soledad

En el Reino Unido se creó en el mes de enero el Ministerio de la Soledad. Calculan que en el país hay 200.000 personas que pasan toda la semana sin hablar ni escuchar la voz de nadie, sólo la del locutor de una emisora de radio o la del presentador de un programa de televisión. Gran iniciativa de este gobierno para intentar dar respuesta a las necesidades personales y emocionales de estos ciudadanos. Ojalá hagan los mismo todos los países ya que, en todo el mundo, cada vez hay más personas que viven solas sin nadie con la que compartir la vida o cruzar unas palabras. La soledad, cuando no es elegida, se transforma en un fantasma cruel, que ahoga y aprieta y puede llegar a matar.

No todas las soledades son iguales y se viven de la misma forma. Cuando es elegida puede convertirse en un regalo preciado porque permite a la persona encontrarse consigo misma y disfrutar con ella. Me considero una persona sociable pero también con tendencia a la soledad. Me gusta pasar tiempo sola que aprovecho para meditar, pensar,  escribir, pasear o hacer deporte. Esta soledad positiva me carga y descarga de pesos inútiles, me llena y me recompone. También he sufrido la segunda, la dura, la que nadie quiere. Recuerdo momentos vividos en Perú o Costa de Marfil y especialmente el año pasado cuando estuve viviendo muchos meses en Nueva Zelanda. La fuerza de esta  soledad se apoderó algunos días de mi corazón y me hizo pasar momentos duros pudiendo afirmar en primera persona que duele, prometo que lo hace.

Cuando corro a primera hora de la mañana veo a mucha gente dormir en la calle y esta semana pensaba en la soledad que deben sentir. En este blog he hablado en varias ocasiones de una indigente que veía cada mañana en una de las calles del centro de Barcelona, y lo digo en pasado porque ha desaparecido. Desde hace años siempre estaba en el mismo banco. Cada vez iba rodeándose de más objetos y siempre tenía un transistor encendido. Al verla por primera vez le puse el nombre de María por la intensidad del azul de sus ojos y de madrugada, cuando pasaba corriendo cerca de ella, le decía buenos días casi susurrando para no despertarla ni asustarla. Ahora hace más de 2 meses que ya no está en su banco. Ya no la veo ni puedo desearle que pase un buen día. Quiero pensar que ha ido a vivir a un centro de acogida, donde le cuidan y podrá pasar el resto de su vida rodeada de gente, acompañada dejando de estar tantas horas sola.

Me asusta la soledad de tantas personas mayores  viven en sus casas sin que nadie les visite, tantas personas que viven en la calle que acaban hablando solas porque nadie lo hace con ellos. Admiro las personas que dedican parte de su tiempo a acompañar,  visitar y  ofrecer una conversación a todos aquellos que tanto lo necesitan. Un gran modelo de actuación para ser imitado...porque no olvidemos que algún día todos nosotros llegaremos a esa edad donde una visita nos llenará de alegría, fuerza y esperanza.

Por un fin de semana lleno de buenas conversaciones para tod@s!