jueves, 22 de junio de 2017

Post del Viernes: ¡La vida es un gran espejo!


Subo hasta lo más alto de la montaña corriendo, me gusta hacerlo porque disfruto viendo el mundo con más perspectiva. Así lo observo de diferente manera, más pequeño y insignificante volviendo a dar el grado que toca a cada cosa. Siento que la vida se convierte en un gran espejo que te refleja lo que eres y haces y te permite descubrir hacia donde quieres ir. Mientras voy sumando zancadas en mi mente resuena la idea que hay algunas personas que prefieren mirar los espejos de los demás porque les da miedo mirar el suyo...no lo critico porque es una elección personal pero yo prefiero mirar el mío.

Durante estos meses fuera de casa he mirado intensamente mi espejo no por egocentrismo sino por haber aprendido que si no me conozco y entiendo a mi misma no puedo entender y conocer a los demás ni todo lo que sucede a mi alrededor. Al hacerlo, una de las cosas que más me han impactado, es darme cuenta de todo lo que me cuesta y en lo que no soy tan buena. Cuando te encuentras con ello por primera vez te molesta, quieres anularlo o mirarlo de reojo...pero descubres que cada día vuelve a aparecer. Sin dramas y día tras día aprendes a aceptarlo, examinarlo y buscas cómo mejorarlo. He conocido mis temores y entendido porque están dentro de mi. He entendido lo que me cuesta y el porqué, lo he analizado con interés, de forma natural, sin estrés, entendiendo que el ego te roba energía porque se siente perdido cuando está lejos de su esencia. Ser torpe, tener dificultades, equivocarse... forma también parte de mi vida.

Un segundo paso ha sido detallar más concretamente en qué tengo dificultad y buscar los medios para resolverlo o minimizarlo, analizando las habilidades que faltan. A la vida se lo tenemos que poner fácil porque tan sólo es el espejo de lo que llevamos dentro. Aprender a reconocerte sin que te reconozcan, descubrir el ego, entenderlo y transcender. Aprender a honrar nuestros errores y dificultades sin ocultarlos para poder celebrar el encuentro contigo mismo, con los otros y con la esencia del vivir...

Primero te sientes pequeño pero después te das cuenta que mirar a ese espejo y afirmar soy así y puedo cambiar o soy así y lo puedo intentar te libera y anima a hacerlo, sin vergüenzas ni cargas absurdas. La perfección no existe pero sí el avance y el interés por mejorar. La vida es un gran espejo sólo hay que saber mirarlo para ser cada día un poco mejor...

Buen fin de semana de observación para tod@s!

lunes, 19 de junio de 2017

La FOTO del Martes: Pobre es aquel que necesita mucho...

Pobre es aquel que necesita mucho...
¿qué necesitamos para vivir?
Únicamente usamos el 20% de las cosas que poseemos (ropa, objetos,...), así que el 80% vive en nuestros armarios o cajones sin ser utilizado.
Cuando conoces a personas que han optado por una vida más sencilla te das cuenta que TODO lo que importa deja de ser material: salud, amistad, amor, compañía...
Pobre es el que no sonríe, el que no tiene con quien hablar, el que vive pensando que todo y todos son peores, el que no para de juzgar, el que no es capaz de entender la fugacidad de la vida...
Pobre es aquel que necesita mucho para vivir...
La vida vuelve a convertirse en una elección...
National Geographic Award

jueves, 15 de junio de 2017

Post del Viernes: Entendiendo a eso que le llaman intuición...

La intuición es algo que habla pero que a veces no sabemos entender. Corre a nuestro alrededor de puntillas, nos acompaña sin presionarnos, nos susurra pero muchas veces parece que estemos sordos o nos de miedo escucharla. Se convierte en una habilidad para conocer, comprender o percibir algo de manera clara sin la necesidad de utilizar la razón.

Si somos capaces de conectar con ella parece que el mundo se amplía, pudiéndolo mirar de forma muy diferente. Si realmente nos atrevemos a mirarla a la cara nos explica que la vida hay que vivirla con sobriedad teniendo tiempo para las cosas que nos motivan y nos hacen disfrutar, y lo más importante, sabiendo elegir cuáles son y eso  no siempre es fácil. La elección se convierte en una  decisión libre porque si algo se impone la intuición muere.

Nos enseña a escucharnos, a mirar hacia dentro descubriendo que la cosa más grande que tenemos es estar VIVOS. Y lo demás es posterior, todo, absolutamente todo. Cuando lo entendemos todo vuelve a cobrar sentido. Dejas de preocuparte por lo que no tiene sentido y pruebas, te arriesgas, te lanzas, caminas abriendo puertas que nunca antes pensabas que ibas a descubrir, confiando y sintiendo que puedes porque amplias el conocimiento y cambia la valoración que uno posee de uno mismo sabiendo tomar mejores decisiones. Intuir es escucharse y saber anticiparse acallando la mente. Poder descartar y optar por aquello que en ese instante carece de una respuesta clara y segura pero que te impulsa a querer hacer algo nuevo o a vivir las actividades cotidianas encarándolas como retos libres de prejuicio. 

Me gusta saber que está y me acompaña. Hubo algún tiempo que me costaba mirarla a los ojos pero ahora no dejo que me abandone.  Pero ¿cómo te conviertes en una persona intuitiva?

- Es necesario escucharse, tomar tiempo para mirar hacia el interior sin que hayan cosas que nos distraigan, saber parar y tener tiempo para detenerte completamente (en mi caso meditar).
- Aprender quiénes somos, actuando acorde a lo que sentimos, nos decimos y hacemos.
- Dedicar tiempo a observar sin prejuicios.
- Escuchar y conectar con los demás.
- Saber imaginar qué queremos y por qué.

De nuevo comprendo que la necesito para vivir, porque la lógica casi siempre tiene razón pero la intuición jamás se equivoca.

Buen fin de semana intuitivo para tod@s!

lunes, 12 de junio de 2017

La FOTO del Martes: ¿Definición o la indefinición?


¿Cómo vivir la vida, desde la definición o la indefinición?
 ¿Desde la consciencia y el control o desde el inconsciente y el desorden?
El cerebro es un órgano en construcción y reconstrucción continua aunque muchos no lo crean. Su plasticidad neuronal nos otorga la posibilidad de cambiar, probar, arriesgar, retroceder si es posible.
Si no cambiamos o modificamos es porque realmente no estamos convencidos o no nos atrevemos a ello...
¿Difícil decisión?
Milford Sound
South Island
New Zealand

jueves, 8 de junio de 2017

Post del Viernes: Cerrando un círculo....

Todo empieza y todo acaba, absolutamente todo. Ahora mismo estoy en "standby", parada observando mi pantalla del portátil y escribiendo en la que vuelve a ser mi casa. Después de un largo viaje de más de 36 horas que me ha permitido empezar a evaluar, valorar y sobretodo dar gracias por todo lo vivido en New Zealand, llega el reencuentro tan esperado con la familia y poco a poco con los amigos a los que he añorado en muchas ocasiones. Abrazos que te hacen emocionar, lágrimas de inmensa alegría, sonrisas y palabras que te llenan todo el cuerpo ... volviendo a agradecer que todos están bien y que siguen ahí donde siempre, escuchando, alegrándose y animando.

En estas noches de cierto insomnio  pienso en los ciclos de la vida. Los inicios de las nuevas etapas siempre vienen marcados por un sentimiento de cierta pérdida y a la vez de una sensación de absoluto agradecimiento interno que te hace saber que algo da comienzo. Cuando iniciamos una nueva etapa vivimos los momentos previos con alegría y cierto temor, todo se envuelve de preparaciones, de despedidas, de proyecciones de cómo irá o qué sucederá. Sabemos que algo empieza a funcionar, a moverse. Pero ¿somos tan conscientes cuando algo llega a su fin? Creo que nos cuesta mucho más y pienso que saber cerrar el "círculo" de una etapa o una experiencia es fundamental. Es como una partida de ajedrez: has movido muchas fichas, has aplicado tus técnicas pero esta no finaliza hasta que das la mano a tu adversario para constatar que todo ha acabado y toca empezar de nuevo.

Ha llegado el momento de empezar a cerrar algunas puertas, guardar experiencias, amistades y momentos irrepetibles y despedirse con la misma ilusión y serenidad con la que inicié este gran proyecto. Me siento en paz conmigo misma, con un sentimiento de cierto recogimiento por ser consciente del crecimiento personal y profesional realizado, intentando observar cómo he asumido mis responsabilidades, parándome para escuchar lo que siento, habiendo entendido que únicamente debo ser lo que realmente soy sin pretender ser lo que no soy o obtener algo que no me pertenece. Me doy cuenta que cuando aceptas quién eres y qué haces eres capaz de sentir la paz y la felicidad de forma más duradera, las situaciones que te provocan dolor las aceptas acogiéndolas e intentando gestionarlas lo mejor posible, sin apegarte y sin rechazar  lo "otro". Porque la vida es eso una sucesión de alegrías y tristezas, de buenos encuentros y desencuentros, de grandes éxitos y malos intentos, de inicios y finales.

¿Y cuál es el objetivo a partir de ahora? El no desear cada vez más y más y optar por una simplicidad para seguir conociéndome, explorando, aprendiendo. Mucho más que acumular "conocimientos" acumular VIDA. Evitar  juzgar, valorar, comparar o competir mirando profundamente las causas, con estabilidad y la máxima lucidez, para darme cuenta de las cosas con calma emocional, sabiendo aceptar mis anhelos, miedos o necesidades. Trabajando mis sensaciones, emociones y pensamientos para ser feliz y sobre todo hacer feliz a todos aquellos que nos rodean, sabiendo lo que es realmente necesario y qué es superfluo. Además de todo ello empiezan nuevos proyectos personales y profesionales que me llenan también de ilusión y que tocará disfrutar al máximo.

Así cierro un círculo, un círculo al que siempre estaré agradecida, bye New Zealand gracias por todo, hello Spain.

Buen fin de semana a tod@s!

lunes, 5 de junio de 2017

La Foto del Martes: Dejar de Esperar

A veces llega el momento de dejar de esperar,
de dejar de pensar tanto,
de dejar de culpar,
de dejar buscar,
de dejar de opinar,
de dejar de interpretar,
de dejar espacio,
de dejar de mirar atrás,
de dejar de rumiar
de dejar...
y dejarse ir...

jueves, 1 de junio de 2017

Post del Viernes: La vida es OPTAR (9 meses en New Zealand)

Me gusta dar las gracias por todo lo que tengo. Me enseñaron desde muy pequeña a hacerlo. Recuerdo a mi madre sentada en el borde de la cama, cansada por su largo día de trabajo fuera y dentro de casa, pero siempre dispuesta a arroparnos y a dedicarnos unos minutos para  desearnos unas buenas noches antes de apagar la luz. Recuerdo que antes de hacerlo dedicábamos mis hermanas y yo con ella unos minutos a recordar algún momento del día que nos hubiese gustado y a dar gracias por él y por las personas que teníamos alrededor. Aun hoy cuando me voy a dormir intento hacer lo mismo ...

Cumpliendo 9 meses viviendo en New Zealand doy las gracias por todo lo vivido, experimentado, disfrutado y a veces sufrido. Cuando estás lejos echas a faltar con intensidad y a la vez tienes la capacidad de ver las cosas desde otra dimensión y óptica. Todo tiene su parte positiva, sólo hay que saber encontrarla. Estoy convencida que la vida es OPTAR porque si no lo haces, otros lo harán por ti o siempre estarás en el mismo punto sin atreverte a cambiar nada. Prometo que estar aquí no es nada fácil, ¿volvería a hacerlo? ¡Por supuesto!

Durante estos meses, al tener que estudiar mucha estadística e interpretar gráficas, me he hecho muy "amiga" de los números y por ello he intentado resumir  algunas de mis experiencias aquí utilizándolos. Un interesante ejercicio para resumir en cifras la cantidad de cosas vividas por ahora... Ahí va...

- 12 vuelos
- 2 terremotos
- 1 ciclón
- 2 fuertes nevadas
- 2.520 km caminados
- 1 maratón
- 1 maratón participando como ayudante de la organización
- 17 arcoiris completos
- 4 estaciones
- 4 ciudades
- 36 semanas intensas de clases
- 11 profesores
- 2 títulos internacionales
- 2000 horas de inglés
- 18 video-conferencias
- Más de 200 lecturas y análisis de textos científicos.
- 10 libros leídos (alternando 3 idiomas)
- 11 proyectos editoriales
- 4 artículos para revistas educativas
- 15 bolígrafos acabados
- + de 100 personas conocidas de 27 nacionalidades diferentes
- 252 tuppers
- 3150 minutos de meditación
- 9 meses sin ver la tele y escuchando una sola emisora de radio: More FM
- 1 gran inspirador durante estos meses en mi plant-based y mis entrenamientos : Rich Roll http://www.richroll.com/
-    119.003 Número de visitas al blog (contentísima que tanta gente pase por el blog)

- INCONTABLES runnings por las montaña, buenas y impactantes conversaciones,  amaneceres de ensueño, momentos de frío intenso, de risas, de dudas...

¿Qué puedo pedir más? Sólo poder seguir disfrutando... Conociéndome, respetándome, mejorando... porque quien sigue los pasos de otro no llega a ninguna parte, así que decidida a seguir los míos.

Buen fin de semana a tod@s!