jueves, 27 de abril de 2017

Post del Viernes: ¿Dónde se esconden los RECUERDOS?

Llevo una semana soñando mucho más de lo habitual. Al despertarme aparecen en mi mente imágenes que han llenado mis sueños durante la noche. Sueño con personas que conozco y con otras que no he visto jamás, con lugares donde he estado y otros que me son desconocidos. A mi me me gusta soñar. ..Hoy el sueño ha sido mucho más real de lo habitual porque al despertarme dudaba si había sucedido. Mientras corría pensaba que era totalmente imposible porque las personas que aparecían en él esta vez se hayan muy lejos de donde yo me encuentro. El sueño ha provocado que viniesen a mi mente recuerdos olvidados y me ha hecho cuestionarme ¿Dónde se esconden los recuerdos?
Todos tenemos recuerdos. Algunos son positivos, otros no lo son tanto y cuando vuelves a vivirlos querrías que se fueran para siempre. ¿Dónde se esconden que cuando menos te lo esperas vuelven a presentarse ? ¿Dónde se han ido los que no podemos recordar?

Me imagino que la mente de las personas es un armario lleno de cajones. En ellos los recuerdos entran y salen con libertad manejando todo lo que vivimos y experimentamos. Ellos mismos se agrupan sin robarse unos a los otros el protagonismo. Cada cajón recoge recuerdos de tipología diferente.  Existe el cajón de los Buenos Recuerdos, el cajón de los Extraordinarios (creo que todos aspiran a estar allí pero pocos pueden hacerlo), el cajón de los Indeseables, el cajón de los más Delicados... También existe el cajón de los Solitarios (ya que sólo tú sabes que existieron) o de los Quizás (porque a veces no estás seguro si realmente existieron)...Por último existe el cajón de los Sentidos ya que son los que aparecen de nuevo y te tocan muy adentro. Lo hacen con mucho cuidado y respeto escondidos detrás de una canción, de una foto, de un olor o de una sonrisa de un desconocido.

Hay quien dice que no le gusta recordar obligándose a vivir siempre en el presente. Yo empiezo a pensar que me gusta recordar porque me ayuda a crecer, a transformarme, a sentirme más feliz y más agradecido. ¡Cómo olvidar lo ya vivido y sentido! Esta semana he recordado más de lo habitual, quizás inconscientemente lo necesitaba. Me han acompañado momentos que me hicieron felices, momentos que sé que no volverán a pasar pero que agradezco haberlos sentido... Deseo que mis recuerdos queden en mi para siempre, que no se pierdan, que me sigan recopilando todo lo que fui, viví o sentí...

¿Cómo debe ser una vida sin recuerdos? Hoy los míos se acuerdan de todos aquellos que los perdieron alguna vez y jamás volverán...a ellos les regalaría todo lo que la vida me ha regalado a mi recordando...
Buen fin de semana con maravillosos recuerdos para tod@s!

lunes, 24 de abril de 2017

La FOTO-VISUAL del Martes: No te midas con los demás, sino con el alcance de tus posibilidades

Si él lo hace yo también debería poder hacerlo...
Si todos pueden no puedo ser menos...
¿Cómo no voy a intentarlo si todos lo han intentado antes?
Dejar de pensar en TODOS para pasar a pensar en UNO mismo...
Nuestras posibilidades están directamente relacionadas con nuestras habilidades y capacidades, con nuestros propósitos, con nuestros intereses y limitaciones...pero somos nosotros quien debemos elegir qué y cómo queremos vivir las cosas.
SER uno mismo es mucho más que ser como TODOS..
Elige,  empieza, camina..
 Como TÚ sólo quieras ...

Grábatelo: empieza, siéntete libre, sé valiente, guía tu vida...

New Beginnings- Courage- Freedom- Guide
...y haz tu propio camino!

Visual Thinking Life by @marato2011

jueves, 20 de abril de 2017

Post del Viernes: ¿Resistir o insistir en la vida?


Hay situaciones que no entendemos, que parecen ser contrarias a lo que pensamos o sentimos. ¿Qué hacemos cuando esto sucede? Lo he estado analizando y creo que el 90% de las ocasiones intentamos resistir, luchar para cambiarlas.

Quizás con un ejemplo se entienda mejor lo que quiero decir. Imagina que estás comiendo con un grupo de personas y una de ellas hace una afirmación que es totalmente  opuesta a lo que tú piensas, expuesta de una forma radical y taxativa. ¿Cómo reaccionas? Quizás perteneces al pequeño porcentaje de la población que prefiere no opinar y mantenerse callado pero debo constatar que la gran mayoría utilizamos un gran nivel de energía exponiendo argumentos para defender nuestro punto de vista y convencer al otro que está equivocado. Creo que esto no es erróneo pero pasa a ser nocivo si no se nos va de las manos porque a veces transformamos la situación en una lucha, en una demostración de nuestra fuerza para imponer, de la misma forma que lo intenta hacer el primer interlocutor, nuestras ideas. Nos sentimos poderosos explicando porqué nuestra opción es mejor que las anteriormente expuestas con tono alto para exhibir nuestro poder. ¿Y qué ganamos con este elevado desgaste? En la mayoría de las ocasiones absolutamente NADA positivo. Nos ponemos nerviosos, nos llenamos de rabia y energía negativa. ¿Para qué? ¿Para sentir que hemos ganado? Siento que esta demostración de poder se transforma muy habitualmente en una actitud demasiado habitual en nuestra vida personal y profesional. Tendemos a resistir las situaciones, queriéndolas superar con un cuchillo en los dientes por si alguien opina diferente estar preparados para poder contraatacar. 

"En la vida en ocasiones no podemos elegir lo que vivimos pero sí cómo lo vivimos"
Pero...¿Y si insistiéramos? Me refiero a ponernos delante de la situación e intentar leer qué está sucediendo, únicamente eso, intentando entender porqué debemos vivir ese momento, para qué ha aparecido en nuestra vida, porqué debemos compartir con esas personas esa experiencia. ¿Cuál sería el resultado? Creo que muy diferente y mucho más positivo. No malgastaríamos energía, viviríamos las situaciones en posición de "terceros" que observan, analizan y actúan desde la serenidad y no desde la rabia, eliminando la frustración y substituyéndola por el aprendizaje, seríamos capaces de vivir las situaciones de forma muy distinta. 

Espera...antes de decir que no funciona puedes probarlo, ponerlo en práctica y evaluar cómo te sientes. A mi desde hace un tiempo me funciona. ¿Por qué no te iba a funcionar a ti?

Buen fin de semana a tod@s!

lunes, 17 de abril de 2017

La FOTO del MARTES: Con solo muy poco...

Con solo muy poco hay gente que es muy feliz.
Con solo muy poco hay gente que es capaz de decir no a todo aquello que no necesita para vivir de forma mucho más sencilla.
Con solo muy poco nos damos cuenta del tiempo que hemos malgastado pensando en todo lo que no teníamos, sin darnos cuenta de lo que poseíamos.
Quizás con solo muy poco pensaremos que la vida puede ser mucho y poco a la vez.
¿Qué necesitamos para ser feliz? 
Con solo muy poco quiero ser feliz...

jueves, 13 de abril de 2017

Post del Viernes:¿Podemos IMPACTAR de forma positiva a los demás?

Me gusta este vídeo. Me gusta por lo que cuenta, por cómo lo dice. Me gusta que relacione la vida con correr y con el movimiento, con conocer, con tener y compartir con buenos amigos. Me siento totalmente identificada con ello, con cómo lo cuenta. Porque la vida debe serlo, sencilla, serena,...
Una de las ideas que transmite es cómo una persona puede impactar de forma positiva en los demás. ¿Podemos hacerlo? ¿Cómo?



Quiero pensar que sí. Miro a mi alrededor y veo personas que dejan diariamente una gran huella en mi persona. Me afectan positivamente por su forma de hacer, por lo que dicen y también por sus silencios, por sus palabras expresando el acuerdo y el desacuerdo con mis ideas. Me impresionan por lo que cuentan o por lo que callan. Paro y pienso en el pasado y en él también encuentro muchas personas que tuve la suerte de conocer, con las que compartí proyectos, voluntariado o simplemente un café. Me siento afortunada de poder haberme nutrido de tanta gente diferente que me ha hecho más persona, mejor profesional, que han colaborado en cambiar mi forma de pensar y de actuar. ¿Qué mejor regalo que este?

Hoy me vienen a la mente vivencias pasadas como si estuviesen sucediendo en este momento. Cómo olvidar el momento cuando presencié el nacimiento de dos pequeños gemelos en un discreto hospital de Costa de Marfil y la cara de entereza de su joven madre con tan solo 14 años de edad, ni una lágrima ni una queja sólo agradecimiento porque sus bebés estaban vivos. No olvidaré la persona que me daba la mano y me repetía que todo iba a salir bien mientras estaba ingresada por paludismo muy lejos de casa, el miedo descendió y mi esperanza subió por su proximidad y su respeto a mi dolor. No podré olvidar el golpe de estado en Perú que presencié y el abrazo con la persona que se escondía conmigo detrás de una puerta barrada con otros muebles para no ser descubiertas. No olvidaré tampoco momentos personales muy duros y las palabras de los que nunca fallan. Pero también, claro está, recuerdo especialmente los buenos momentos que me han hecho disfrutar de la vida en mi ciudad y viajando por todo el mundo: las risas en medio de países tan extraños como Jordania, India o por el Amazonas en Perú, las maratones compartidas en San Francisco, los runnings matutinos para descubrir ciudades tan distintas como la Habana, Hanoi o Tokyo, los abrazos cuando se consiguen éxitos que te hacen emocionarte y llorar de ilusión, todas las experiencias relacionadas a mi libro Femenino sin Límites http://www.plataformaeditorial.com/libro/3764-femenino-sin-limites , el momento de ver por primera vez a los peques de casa...Todos los recuerdos pertenecen en mi mente no por cuando y dónde sucedieron sino por las personas con los que los viví e impactaron en mi hasta transformarme. Creo que las que no lo hicieron, las que no me aportaron nada, ya han salido de mi memoria ¿Por qué mantenerlas en ella? Seguramente yo también habré salido de las suyas, con libertad y sin ningún peso añadido...

Con sinceridad y mostrando algo de ego me gustaría poder pensar que yo, aunque sea en muy pequeña escala o medida, he podido impactar positivamente en otras personas como muchas lo han hecho en mi. Sé que es una pretensión algo abusiva pero es un objetivo en mi vida y quiero seguir insistiendo en él.

Ese es mi deseo...y con él deseo a todos un maravilloso fin de semana de impacto positivo y mucho humor para tod@s!


lunes, 10 de abril de 2017

La FOTO del Martes: ¡No entiendo esta GUERRA, pero entiendo el SUFRIMIENTO!


Leo, intento entender porqué existe esta guerra, cualquier guerra.
Pero no lo consigo, demasiado complicado, demasiado intereses ocultos... 
Entiendo qué sucede pero no el porqué.
Pero lo que si que puedo entender perfectamente es el triste adiós que un padre debe dar a sus hijos ya muertos, a su mujer, a sus hermanos. Explican que ya no es capaz de llorar.
Rebeldes, yihadistas, armas químicas, ataques, bombas, miedo, muertes, niños, artefactos que llegan desde el cielo y matan cientos de personas en pocos minutos.
No me gustan estas palabras.
Hoy siento un frío intenso y pienso en el que deben  sentir cientos de personas que viven atrapadas en los campos de refugiados que otros humanos han construido para ellos.  Campo de refugiado, el nombre es irónico...¿les refugia de qué?
Sólo entiendo el dolor, la desesperación e impotencia.
Que pare ya por favor, quien pueda entenderlo, que haga algo.

jueves, 6 de abril de 2017

Post del Viernes: Los SUEÑOS cuando se cumplen dejan de serlo (7 meses viviendo en Nueva Zelanda)

Estudio, investigo y escribo. Estas son tres de las actividades más importantes que ocupan mis días y que me permiten sentirme feliz. Para mi vivir en Nueva Zelanda es poder desarrollar un gran sueño que habitaba en mi cabeza hacía mucho tiempo. Nunca había soñado vivir en las antípodas pero sí poder hacer un break en mi carrera profesional como docente y psicopedagoga para poder seguir aprendiendo, investigar, escribir futuros proyectos y desarrollar mi doctorado en psicología y educación en otro país. Y pudo ser y doy gracias por ello. Es verdad que el poder estar aquí no es cuestión de suerte sino de mucho trabajo y renuncias personales, así que ampliamente feliz con la opción elegida. Pero el conseguir mi sueño también me ha hecho comprender que los sueños, cuando se cumplen, dejan de serlo. Quizás puede parecer una frase algo brusca pero es una realidad absoluta. Cuando se consigue un sueño este deja de serlo, no muere pero si que se transforma porque modificamos nuestros pensamientos y sentimientos hacia él. Haciéndolo damos paso a otros que exigen su espacio y su valoración. Siempre deben haberlos, da igual el tamaño o la forma, el pretexto o el objetivo.

Durante estos meses intensos por muchos motivos he intentado valorar todo lo que tengo a mi alrededor. En ocasiones salgo al jardín y toco la tierra, acaricio la hierba por la mañana para sentir que está fría pero viva desprendiendo un olor intenso que nunca antes había valorado. Observo los altos árboles que me rodean, toco sus raíces y  troncos, siento su rugosa textura, y me doy cuenta que  estoy viva. Hoy quiero valorar los 7 meses vividos en un país en medio de la nada, tocando al polo sur, que a veces se mueve y se queja pero que posee increíbles paisajes y una población con una mentalidad muy práctica ante la vida. Revisar me ayuda a ser mucho más consciente de lo vivido y aprendido y de aquello que quizás ha pasado dentro de mi y que jamás había imaginado que sucediera. Podría destacar que:

- Siento que he ganado en confianza y seguridad personal, siendo capaz de valorar mucho más lo que soy capaz de hacer y sabiendo también el margen de mejora que me queda por realizar.
- Vivo más "lentamente" curiosamente haciendo el mismo número o más actividades que hacía en Barcelona. Todo recae en la actitud que eliges cuando haces las cosas.
- Ha crecido en mi un gran interés por la cultura Asiática, especialmente por Corea del Sur (que aún no conozco) y Japón (que me robó el corazón hace unos años). Quizás muchos factores me estén diciendo que debo conocerlas más.
- Valoro con intensidad mi incursión en la meditación : 21 minutos diarios que se han convertido en un espacio  muy importante en mi día a día porque me ayuda a parar totalmente, a mirar con los ojos cerrados y a sentir diferente, desde adentro, sin ninguna pretensión más que querer sentir. Quizás este vídeo puede ayudar a explicar mejor cómo la practico por si alguien se anima a hacerlo:


- Me alegra poderme expresar en otra lengua que no sea el catalán y el castellano, con tranquilidad y mucha más espontaneidad, pudiendo exponer importantes ideas y sentimientos. He constatado que saber idiomas te abre muchas puertas que antes no sabías ni que existían.
- Sigue creciendo en mi una conexión con la alimentación basada en todo aquello que ofrece las tierra: hortalizas, fruta, vegetales, semillas...y el estilo de vida que va asociado a él: valorar de otra forma el planeta, lo que nos rodea y nos alimenta.
- Me siento más unida y siento mayor respeto por la naturaleza y los ciclos que se dan en ella.
- Sigo intentando no avanzarme, dar espacio a la intuición, una práctica que da buenos resultados aunque cuesta no controlar.
- Valoro una y otra vez poder correr por parajes increíbles que me quitan el aliento y el habla.

Pero NO todo ha sido o es fácil. Por ello...

- Cabe destacar que todo gran cambio requiere un proceso de adaptación y yo he necesitado el mío para adaptarme a un país diferente: donde se hace y se piensa muy distinto, que le importa poco lo que pasa en Europa y que valora lo que tiene con simplicidad y naturalidad.
- Me cuesta soportar en ocasiones la dureza del clima y el frío intenso cuando se me hielan las manos y la cara y en esos momentos es cuando desearía estar muy lejos de aquí. Cada vez valoro más nuestro clima Mediterráneo.
- Hay momentos que me gustaría estar cerca de las personas a las que echo de menos, porque una pantalla o un mensaje nunca podrá transmitir lo mismo que el contacto físico o una mirada. Pero me doy cuenta que es un echar de menos que tiene una parte muy positiva porque me ayuda a valorar y a aprender a transformar el dolor en intensidad y cariño.
 - Intento superar el cansancio y a veces un cierto desánimo cuando las cosas no salen como yo deseo evitando preocupar a nadie. El cansancio acumulado por el ritmo de trabajo después de 7 meses sin vacaciones empieza a pasar factura...
- Me cuesta despedirse de los nuevos amigos hechos que regresan a sus casas y con los que he compartido muchas horas y ahora son parte de mi, sabiendo que a muchos de ellos será difícil volverlos a ver.

Evaluar nos permite saber en qué medida estamos viviendo y se están cumpliendo las metas que nos habíamos propuesto. También, y mucho más importante, cómo estamos y nos sentimos. Después de hacerlo toca seguir viviendo y aprendiendo...maravillosos objetivos.

Deseo a todos los que pasan por el blog que el paso de los meses y su evaluación suponga una gran motivación para seguir hacia delante, viviendo y disfrutando. Buen fin de semana para tod@s desde las Antípodas!